/Nerdview: Rogue One, A Star Wars Story

Nerdview: Rogue One, A Star Wars Story

¡Al fin! Rogue One está entre nosotros, hace dos semanas se abrieron las preventas y mandamos a nuestro esbirro efe3, quien estaba encerrado hace meses, para disfrutar el estreno de esta precuela/spinoff/episodioIII.9/teamoFelicityJones y traer el review menos objetivo de la webs. Pase, lea y comente.

Esta noche se estrenó en nuestro país Rogue One: A Star Wars Story, primera cinta de una serie de spinoffs que ayudarán a crear un nuevo universo expandido desde la adquisición de los derechos por parte de Disney. Se trata de una historia entre los episodios III y IV -personalmente, la etapa mas explotable que tiene la saga-  que nos cuenta como un grupo de rebeldes, encabezados por Jyn Erso (Felicity Jones), consiguieron los planos de la Estrella de la Muerte.

Que una película tenga inscrito “Star Wars” como parte de su titulo genera, inmediatamente, sensaciones encontradas. Desde la ansiedad por el estreno y maravillarse con las infinitas historias que nos pueden contar de este vasto universo, hasta el mayor de los temores por ver un bodrio en la pantalla. Pero los guionistas Chirs Wletz y Tony Gilroy, logran armar un relato que funciona como perfecta precuela de “A New Hope” y que, además, nos hace testigo de lo complejo que es enfrentar al Imperio Galactico cuando ellos tienen un arma del porte de una luna que es capaz de explotar planetas con un rayo. Piola. Una Alianza Rebelde desorganizada, donde los ideales estan mas confusos que nunca y el consejo no ve ninguna opción de triunfo sobre las fuerzas del Director Orson Krennic (Ben Mendelsohn), villano principal de esta entrega y quien es encargado de la construcción de la “Estrella de la Muerte”.

Si hay algo que podemos encontrar en esta galaxia muy, muy lejana, es diversidad de especies vivientes y mundos, lo cuál es llevado de forma magistral en la recreación de los personajes, los ambientes y las formas de vida, lo que es una marca registrada de las películas bajo el sello de LucasFilm. Y esta cinta no es la excepción, desde la presentación de un nuevo planeta -bien tropical, hay que decirlo- hasta la selección del casting es un acierto. La protagonista es británica, Diego Luna -quien interpreta a Cassian Andor, un espía de la Alianza- es mexicano, Mendelshon es australiano, tenemos también un inglés de origen paquistaní llamado Riz Ahmed, la estrella de artes marciales Donnie Yen y la celebridad del cine chino Wen Jiang. Todo esto sumado al maravilloso y esperado retorno de James Earl Jones en la voz de Darth Vader (que además, está mas brígido que nunca). Además hay unos pequeños cameos para el fandom, el cual ciertamente agradeceremos si somos amigos del CGI.

Rogue One, a diferencia de “El Despertar de la Fuerza” no juega a la nostalgia con la aparición de personajes clásicos,  nos presentan rostros totalmente nuevos los cuales tienen una tarea, por lo bajo, titanica: provocar esa sensación única que genera una película de Star Wars en la audiencia. Y creo, personalmente, que lo logra. Desde la presentación del antagonista, con un carisma algo forzado pero que finalmente consigue generar esa molestia de verlo, hasta las batallas espaciales que cumplen con creces. De verdad en este punto me quiero detener. Quizás lean en muchos lados que la película es lenta como cascada de manjar, y sí, es muy probable, los primeros treinta minutos son insufribles, sin exagerar escuché muchos comentarios de personas que estaban en el pre estreno y dormitaron durante ese lapso, pero a partir de la segunda mitad es un espectáculo . Dejando de lado eso, la cinta funciona. A pesar que existan casi 40 años entre el episodio IV y Rogue One, el respeto estético que podemos apreciar es tremendo, creando una conexión automática entre estas dos cintas que se genera a través del apartado visual. Esas X-Wings peleando con los Tie-Fighters, vieja!!!!

Tampoco podemos dejar de lado el excelente trabajo en la banda sonora. Hay que recordar que esta es la primera película de Star Wars que no cuenta con el trabajo de John Williams, es Michael Giachhino (Jurassic World, Dr. Strange) quien toma las riendas de este apartado y no lo hace para nada mal. Nos ayuda a mantener la tensión en los momentos precisos y no escatima en subir tiempos cuando es necesario.

En definitiva, Rogue One funciona. Debo confesar que iba con poca fe, no soy un admirador del Episodio VII, además soy un viudo del Universo Expandido que Disney se pitió, pero loco, esta película logró dos cosas que esta saga no me provocaba:

1- La Estrella de la Muerte siempre la vi como un arma, pero no tan brígida, sino como un demostración tipo: Soy el Imperio mira mis músculos. Pero ahora, noté el verdadero peso que tiene esta obra de ingeniería. Tanto por el poder de fuego como su movilidad. Death Star es el arma definitiva y en esta película ustedes entenderán mucho del trasfondo del cómo se creó y con que la alimentan.

2- En esta película no vemos Jedis ni Siths, hay un chino loco que siente la fuerza y es uno con ella pero no tiene espada de luz y esas cosas bonitas, PERO… no, por fa, deben verla, deben ver esas secuencias finales. Hay un personaje que realmente se roba toda la película en 30 segundos.

¿La recomendamos? Absolutamente sí. ¿Debe ir con su fe intacta? Por favor. ¿Es una buena película para empezar a ver Star Wars? Yes, yes, yes. ¿Y si he visto todas? Puede verla y agradecer que veremos una película Star Wars al año.

Hard to explain ? Seguidor del flautista de Viña, traficante de códigos Uber