/Nerdview: El Informante

Nerdview: El Informante

Existe una falacia argumentativa en el mundo del arte, y es la de implicar que porque algo es realista es mejor. Es importante mantener ese punto en mente al momento de ver la película Mark Felt: The Man The Man Who Brought Down the White House, ya que varios de los puntos de crítica corresponden a una narración basada en hechos reales.

 

Resumen

El filme, protagonizado por Liam Neeson, narra los sucesos tras el escándalo de Watergate y, en paralelo, la búsqueda de la hija desaparecida del agente del FBI Mark Felt.

 

Año 1970, en el hotel Watergate 5 hombres entraron de forma ilegal a los cuarteles de Comité Nacional Demócrata (DNC) para instalar micrófonos ocultos. Dentro de las personas infiltradas se encuentran 2 ex-agentes del FBI, Howard Hunt y James McCord. Durante la investigación creció constantemente la preocupación de que la administración de la Casa Blanca estuviese detrás de la conspiración. Finalmente, se descubrió que, efectivamente el presidente de la época Richard Nixon estaba detrás de la operación. 

 

Fue gracias al actuar de Mark Felt que la investigación tuvo éxito tras filtrar varios documentos confidenciales a la prensa, en especial al Washington Post, The New York Times y la revista Time. El encubrimiento de parte de Nixon finalmente le costó la presidencia. Décadas después, en el año 2005 Mark Felt admitió ser el hombre que filtró los documentos a la prensa que le dio el seudónimo “Deep throat”.

 

Mark Felt en el canal CBS, 1976

 

Elenco

La calidad de la actuación de la película dirigida por Peter Landesman (director cuyos trabajos se remiten al año 2013 en adelante) es indiscutiblemente notable. Claramente Neeson en su rol protagónico deja sin palabras a la audiencia, pero sin opacar al resto de los actores. Interpretando a la esposa de Mark Felt, Diane Lane da vida a la perturbada Audrey Felt, cuya sanidad mental progresivamente disminuye con la desaparición de su hija y el complicado rol de su esposo en la investigación de Watergate.

 

Michael C. Hall (actor protagonista de la serie thriller psicológico, Dexter) en breves escenas interpreta a John Dean, uno de los arquitectos más importantes del escándalo de forma impecable. Su aparición en escena no roba mucho tiempo de la película, pero sí deja una clara impresión en la audiencia. Otros personajes claves como el reportero de la revista Times, Sandy Smith y el agente del FBI Bill Sullivan, interpretados por Bruce Greenwood y Tom Sizemore respectivamente, destacan de la misma manera. Cada uno de ellos convierte cada segundo en pantalla en un espectáculo que se siente genuino y cautivante.

 

Guión y Dirección

Mencioné brevemente el tema del realismo para dejar claro un punto sobre la integridad de un trabajo de ficción. Es importante considerar que toda obra de arte, y narración, por más basado que esté en la realidad, sigue siendo una obra de ficción. Independiente de que los sucesos presentados en la pantalla grande ante uno haya tenido lugar en nuestro mismo plano de existencia, en el momento que podemos disfrutarlos desde la comodidad de una silla tras haber pasado por un proceso de grabación, edición y producción, dejan de corresponder a nuestra realidad.

 

Es importante, por lo mismo, que el peso de la película no dependa de su estatus de realismo, ya que al presentarnos un mundo no tangible tiene que poseer la capacidad de conectarse con el espectador. Esto es importante tanto para la comprensión de los motivos de cada personaje como el contexto que los rodea, con el fin de crear empatía en la audiencia.

 

Es justamente en este punto crítico en que Mark Felt se desmorona. La introducción de muchos de los personajes, como su desarrollo, es de forma fría y sin intención de tomar en cuenta la cercanía del espectador con el contexto histórico. Uno de los conflictos más importantes del protagonista, la desaparición de su hija Joan Felt, es transmitida al espectador de forma tan abrupta y esporádica que más allá de conectar a la audiencia con el lado humano del agente del FBI, se siente como un elemento distractor del hilo principal. Las repercusiones que tiene este evento en Audrey Felt es hecho visible por su actuación y guión explícito, pero carece de toda sutileza o desarrollo delicado requerido para reproducir cualquier efecto o emoción cuando finalmente el conflicto llega a su conclusión.

 

Por lo demás, la iluminación en toda puesta en escena cumple un rol sumamente importante. Bordes borrosos y ambientación oscura refuerzan las ideas de suspenso e intriga, tensión y conspiración. Sin embargo, cuando este recurso es usado en cada cuadro no solo pierde su función sino que vuelve la obra bastante agotadora. Un gran ejemplo de como hacer jugar bien con la iluminación en una película de suspenso es el clásico de terror Alien, donde todo transcurre en un lugar frío y claustrofóbico pero cada escena está filmada con un foco diferente para destacar momentos claves entre sí.

 

 

Notas finales

Por más interesante que parezca la historia del ex-agente del FBI, y realmente lo es dentro de todo, esta se pierde debido al mal desarrollo del conflicto, presentación de personajes y sus motivos, y su total incapacidad de exponer el contexto de forma accesible para el público que reside fuera de norteamérica.

Es una lástima ver tan increíbles actores en una película que levemente se soporta asi misma.

Hola! Soy traductor para Nerdmacia y por supuesto ávido gamer.