/Nerdview: Suburbicon

Nerdview: Suburbicon

Últimamente todo lo que toque una temática de los años 60 suele convertirse en oro. no es totalmente el caso con la película, pero la ambientación si le da un toque intrigante.

De izquierda a derecha: Margaret Lodge (Julian Moore) y Gardner Lodge (Matt Damon)

Suburbicon, una idílica comunidad americana en donde todo lo bueno pasa, las vidas prosperan, los vecinos son amigables y el pasto más verde, o eso es lo que pensamos. Verán, nunca juzguen un libro por su portada, o en este caso, un condominio por sus ofertas.

La película en si contiene de todo un poco. desde risas a sustos, pero el corto tiempo y falta de detalles no logran darle un acabado a todo lo que muestra, es pintura sin una segunda mano, no es que esto sea malo, pero podría ser mejor.

Todo gira en torno a la pequeña y feliz familia Lodge, dentro del muy grande Suburbicon, un condominio perfecto en algún lugar de los Estados Unidos, tan grande como para tener un supermercado, escuelas, hospital entre otros. Ya con solo 60 segundos en la película se puede notar que todo está perfectamente tematizado con ese aire de infomercial sesentero, desde el pegajoso jingle a las eternas sonrisas de cada habitante. La acción comienza cuando una familia afroamericana decide mudarse al vecindario, y tomando en cuenta que son los años 60, es distinguible que esto traerá problemas.

En este punto de la película ya se pueden empezar a sacar conjeturas de que ira a pasar, de que trata y como terminara, pero no es así. Clooney logra de manera perfecta cambiar en un giro de 180° la temática del filme, dejando a los espectadores perplejos, más de un “¿QUE?” se pudo oír durante las casi 2 horas de película, y estaban bien fundamentados.

Lamentablemente, la mejor característica de la película es también su peor debilidad.

Estos mismos saltos y cambios logran que la película no se defina bien, hay mucho bueno, pero nada espectacular, nada que logre resaltar.

La actuación de Matt Damon, Julian Moore y Noah Jupe logran su cometido, hay carisma, química y papeles que, a pesar de no estar acabados, logran transmitir lo que la escena necesita; emociones diversas a lo largo de cada segundo.

Es fácil criticar una película tomando en cuenta todo lo malo y nada de lo bueno, algo que podrán ver en muchos sitios profesionales, pero aquí les dejaremos el cuento corto y real: la película en si es buena, no perfecta, pero logra ser algo que pocas son en este último tiempo: poco predecible.

Mientras que filmes suelen mantener un orden lineal que permite saber cómo terminaran ya a los primeros 15 minutos, Suburbicon logra destruir este cliché, más de una vez, y brindan una experiencia bastante interesante, que mezcla más de un género en una sola película.

En nuestra humilde opinión, pueden perdérsela, pero si la ven no se decepcionara.

 

 

Estudiante de Psicologia en 3 año Aficionado de la musica y de los juegos Me gustan los gatos (?)