Activision Blizzard – Sus abusos, la demanda y las consecuencias.

La lenta y polémica caída de un titán de la industria.

Todos hemos alguna vez jugado o al menos escuchado de un juego que venga de parte de Blizzard. Sea el legendario Warcraft, el icónico Diablo, el querido Starcraft, el singular Overwatch, el masivo World Of Warcraft… Durante generaciones, a través de múltiples plataformas, Blizzard nos ha traído grandes personajes, historias, diseños, memes, íconos de la industria, estableciendo incluso precedentes en la historia de los videojuegos.

Lamentablemente, hoy, y desde hace ya un tiempo atrás, nos trae polémica, rabia, controversia, sufrimiento y el duro sentimiento de rechazo y decepción. De seguro ya leíste o escuchaste las noticias, las demandas, los sucesos, la tragedia que rodea a la compañía y sus trabajadores en los años recientes que, desgraciadamente, solo ha salido a la luz en estas semanas.

Y es que ha pasado demasiado durante el último mes de Julio, hay mucho que cubrir, y mucho de esto no es para nada placentero. Así que ponte cómodo, te daremos los hechos, y tú podrás juzgar por ti mismo. Dividiremos la nota en 4 partes para poder cubrirlo todo de buena forma, será una nota distinta, una que nos hubiera gustado que no hubiera sucedido, pero que no por ello dejaremos sin reportar.

Bienvenido, a Nerdmacia.

Primera Parte: El incontenible caos. Los cimientos de la caída de Blizzard.

Partiremos diciendo que obviaremos un poco sus malas jugadas con sus propios videojuegos, como el ridículo Warcraft 3 Reforged, el pésimo manejo de Overwatch, el cierre de Nostalrius, el server Vanilla de WoW en 2016 o lo ridículos que son para cobrar por absolutamente todo. Si, es importante, y es parte del porqué se están hundiendo lentamente, pero ahora ya dicho, no es el tema central de esta nota.

Las cosas no salieron mal de la nada. No, todo tiene su inicio y su final. Y es que tal cual como cuando prendes la mecha de la dinamita y esperas a que todo explote en un estruendoso y devastante estallido, Blizzard prendió la suya desde ya hace unos 3 años.

Corre el año 2018, Activision Blizzard reporta un récord en ganancias. $7,5 BILLONES de dólares, una cifra casi un 7% mayor que el 2017. A pesar de este increíble suceso, se deciden apenas unas semanas después que despedirían al 8% de sus trabajadores, alrededor de 800 personas por «reestructuración». En su mejor año, 800 personas sin trabajo por absolutamente ninguna razón real. Demos un pequeño salto en el tiempo al año actual 2021, y es que no sería esa la última vez que habrían despidos masivos, también los hubo en Marzo con un 2% del total de la compañía. Cerca de 200 personas, en uno de los peores años donde, debido a la pandemia, para todos ha sido increíblemente difícil mantener un trabajo y una vida estable. Como si eso fuera poco, apenas unos días más tarde, en el mismo mes de Marzo, Bobby Kotick, el CEO de la compañía recibe un generoso bono de $200 MILLONES DE DÓLARES. Si, y eso que estaban cortos de recursos. ¿Creías que terminaba con esto? No, volvamos a Octubre de 2020, donde deciden cerrar la oficina localizada en Versalles, con apróximadamente 400 empleados.

Bobby Kotick, el mismísimo diablo. Uno de los CEO mejor pagados en el mundo.

No es algo menor, hablamos de una empresa que en un período 2 a 3 años ha despedido a más de 1400 empleados y que, a su vez, se encuentra en la cúspide de la recaudación y de la rentabilidad. Kotick decide bajarse el sueldo alrededor de un 50% para «reponer» el daño hecho -a su propia imagen-, bajando de 1,75 millones de dólares a unos humildes 875.000 dólares anuales. Pero no sirve de nada, ya que sabemos también que puede fácilmente volver a sus cifras originales ya que está permitido un bono con un límite del 200% del sueldo base. Si, el doble de su sueldo COMO BONO. Increíble, ¿verdad? Mientras tanto, la compañía se regodea en justificar estas decisiones hablando del futuro, de sostenibilidad, de oportunidades de crecimiento e incluso de preocupación por sus empleados, donde justifican que «pagan según el talento». Y si no bastaba eso, se burlan de sus empleados despedidos regalándoles giftcards para poder gastar en cualquier aplicación de Battle.net. Y listo, tranquilos todos, te has quedado sin trabajo y sin comer, pero no importa, puedes gastarte 200 dólares en la compañía que te acaba de dejar en la calle.

No es un hecho menor tampoco que en 2019, para su famosa BlizzCon, a través de AXS App, una aplicación que descargabas en tu celular para comprar tickets para el evento de la compañía, se encontraron nada más y nada menos que unos rastreadores de tus compras, tarjetas de crédito, direcciones, localización en tiempo real, correos electrónicos e incluso, fotografías personales. Espionaje, tráfico de datos. ¿Qué más podrían hacer para seguir enterrando su nombre?

Lo impensable, y es que en la novela «1984» era el «Gran Hermano», y en un momento de 2019, era «El Gran Blizzard». El mismo sistema de vigilancia absoluta quería ser impuesto para las mujeres en la empresa para poder «rastrear» y llevar cuenta de las veces que tenían sexo, que tenían su periodo y sus cambios de ánimo o si quedaban embarazadas. Si, «sobornos» empleados por la compañía donde se les regalaban giftcards a las mujeres de la empresa y para instalar y usar «Ovia», una app que llevaba registro de la actividad reproductiva del usuario. Cuando y donde lo hacen, si quedan embarazadas, los cambios de ánimo e inclusive el estado de su líquido cervical. Todo esto bajo el pretexto de querer «cuidar» de la salud de sus empleadas. ¿Más? No necesitamos más detalles que decir que en una conferencia sobre hacking acosaron directamente a una de las hackers, preguntándole si «le gustaba ser penetrada». Más y más cosas surgían, a lo largo de todos estos años.

Para cerrar con broche de oro el horrible actuar de parte de la compañía, no podemos dejar fuera al caos generado en 2019 donde ocurrieron una de las manifestaciones masivas más grandes en la historia de Hong Kong, protestas en pro de la democracia y en contra de los abusos policiales, marchas que ocurrían constantemente, dando un vistazo a la rabia y el temor, los cuales fueron en aumento debido a las restricciones a las libertades civiles que por mucho tiempo separaron al territorio semiautónomo de las zonas continentales de China. Al mismo tiempo, Blizzard celebraba el torneo mundial de HearthStone, en donde uno de los mejores jugadores del mundo, «Blitzchung», a modo de protesta en contra de los abusos y a favor de los manifestantes del pueblo de Hong Kong, apareció con una máscara de gas, aludiendo a los terribles gases que se usaban para agredirles cuando las marchas tomaban lugar.

Obviamente, Blizzard dejaría que la libertad de expresión fluyera, no se meterían en un conflicto externo del cual no tienen porqué tomar un bando ni castigar a nadie injustamente…

Si, claro que si campeón.

China es uno de los mercados más prominentes para todas las compañías, y Activision Blizzard no quería quedarse sin su trozo de la torta. Apenas unos días más tarde, expulsaron al competidor del torneo, le quitaron todas sus ganancias obtenidas hasta ese momento y le banearon completamente del juego durante 1 año. La furia de todos los que apoyaban a Blitzchung salió inmediatamente. Tanto fue el apoyo al jugador, que incluso su caso llegó al capitolio de Estados Unidos, donde varios congresistas se pusieron de su lado y abogaron por él, ya que no entendían porqué una compañía estadounidense se mostrara a favor de lo que estaba aconteciendo al otro lado del mundo. Blizzard efectivamente bajó el moño y devolvió todos sus derechos a Blitzchung. ¿Final feliz? No. Porque tan solo semanas más tarde, comenzaron a banear las cuentas de todos aquellos que protestaron desde un inicio o se encontraban actualmente apoyando al jugador. Así es, si apoyaste o estabas a favor de Blitzchung, aparecerías con tu cuenta baneada completamente.

Blizzard, a lo largo de estos últimos 3 años nos demostró que no solo no le importan en lo más mínimo sus propios empleados, si no también sus propios usuarios. Ojalá todo hubiese terminado ahí, pero desgraciadamente, aún queda la parte más cruda y el porqué de esta nota.

Segunda Parte: La gota que rebalsó el vaso. Acoso sexual, abuso de poder, machismo, racismo, encubrimientos… y un suicidio no reportado.

Toca hablar ahora de la actualidad, de lo que a finales de Julio, se presentó como uno de los casos más grandes y graves, de acoso y abuso sexual en la industria de los videojuegos. El estado de California, luego de una investigación de nada menos que 2 años, ha emprendido una demanda contra Activision Blizzard. Piénsalo un poco. 2 años de investigación. Un estado, contra una compañía. Suficientes hechos y pruebas para demostrar que la empresa presentaba reiterativamente casos de acoso sexual, abuso de poder, encubrimientos, entre muchos otros. Y no, no son casos aislados. Son con el «permiso» de los mismos directivos de distintas áreas de la empresa.

La agencia Californiana reportó en su demanda la discriminación a las empleadas en sus derechos a compensaciones, sueldos, ascensos y despidos, además de otros abusos y acciones de acoso de carácter sexual. En el texto, se redactó que los empleados varones «beben grandes cantidades de alcohol en la oficina donde, recurrentemente, se comportan de manera inapropiada con las empleadas.» Mientras los hombres se dedican a jugar videojuegos durante la jornada laboral, se les encarga a las mujeres a terminar el trabajo de estos. Mientras los hombres ascienden sin problemas en los escaños jerárquicos de la empresa, las mujeres se ven denegadas para optar a un puesto mayor por, literalmente, la posibilidad de quedar embarazadas y ser criticadas por irse a buscar a sus hijos a la guardería o dedicarse a cuidarlos y descuidar el trabajo. Y es que no solo eso, las mujeres que ya son madres en la empresa reportaron ser expulsadas de salas de lactancia para poder realizar reuniones en su lugar. Salarios MUCHO menores para las mujeres, mayor carga laboral y menor valorización de su trabajo, con constantes momentos de acoso y abuso sexual.

Según la investigación, alrededor del 20% de empleados de Activision Blizzard son mujeres, las cuales se ven constantemente sometidas a este entorno de trabajo en el que las discriminaciones y el acoso, son el pan de cada día. Tanto así que se han reportado que los hombres en reiteradas ocasiones inclusive llegan a hacer comentarios sexuales al punto de molestarlas abiertamente con «bromas» sobre violaciones, tocamientos, agresiones sexuales, entre muchos otros.

La gravedad del asunto es tal que una empleada de Activision se quitó la vida mientras se encontraba de viaje con su supervisor. ¿Motivo? la trabajadora se habría encontrado siendo objeto de un grave acoso sexual, el cuál incluso incluía la distribución de fotos de desnudos suyos durante una de las fiestas de la empresa. Este hecho no fue reportado por la empresa para no iniciar investigaciones pertinentes, pero afortunadamente no pasó inadvertido para el estado de California, que incluyó esto en su investigación y posteriror demanda.
Si quieres leer la demanda exacta de parte del estado de California, puedes hacerlo haciendo clic AQUÍ.

Hace solo unos meses atrás, en Enero de este año, se vió cómo Blizzard se negaba a respetar el sistema de diversidad racial y de género para sus empleados. La AFL-CIO (Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales) es el organismo que cuida y propone constantemente en que siempre haya una equidad de género y personas de distintas razas entre los candidatos en las vacantes de trabajo. No quiere decir que obligatoriamente deban contratar a uno de estos, si no que se espera que al menos a la hora de la selección, tengan la igualdad de chances de ser contratados. Blizzard por su parte decide responder y cito:

«Implementar una política que extendiera este tipo de acercamiento para toda decisión a nivel de contratación supondría un abuso con el que sería imposible de trabajar respecto a la capacidad de la compañía para llevar a cabo sus labores en un mercado muy competitivo y que se mueve a gran ritmo.»

¿Te lo traducimos? Blizzard literalmente está diciendo que las mujeres no sirven para el trabajo, que no están a la altura para el nivel de carga laboral que ellos tienen. El hombre blanco es el ser superior y el único que puede llevar a cabo estas tareas, no los simios de colores y razas diferentes ni las hembras que solo están hechas para meramente procrear. Y no solo lo dicen en sus declaraciones, lo dicen en sus acciones, tanto al punto de que se reportó también que si una mujer quería solicitar un descanso, les solicitaban un texto para JUSTIFICAR su descanso. Es simplemente increíble.

Esto es Blizzard hoy por hoy. Esto es lo que reventó, esto es lo que la compañía hace y no solo ahora, desde hace años. Recordemos hechos tan abiertos como su propia Blizzcon del 2010, donde una fan preguntó si tenían pensado hacer personajes menos sexualizados en WoW, y ellos respondieron con burlas. Te dejamos aquí el video para que juzgues por ti mismo (tiene subtítulos, actívalos)

Si osas así suceden en público, en una conferencia, imagina cómo es puertas adentro.

Tercera Parte: La gente vs Blizzard. Movimientos sociales, demandas y más víctimas salen a la luz. Blizzard defiende, lo indefendible.

Horas luego de que la demanda se hiciera pública, la gente ya comenzaba a hacer movimientos para que se viralizara y se tomara acción en contra de la compañía. Movimientos como el #ActiBlizzWalkout en Twitter hicieron furor en donde cientos de empleados, ex-empleados, familiares y amigos de los afectados y jugadores de los productos de la compañía se unieron para boicotear Blizzard.

Gente de todas partes salió a protestar, caras conocidas de la empresa como Chris Metzen (Jefe en la creación de Starcraft, aportando igualmente a otros juegos de la empresa como Diablo o Warcraft) o el mismo Russel Brower, compositor principal de los títulos WoW, Diablo III, StarCraft II y Director de Audio y Video de Blizzard por 12 largos años, salen en defensa de las víctimas y muestran su apoyo. Desarrolladores, diseñadores, trabajadores en general renunciando a la compañía, streamers que decidieron no jugar los videojuegos de la plataforma Battle.Net o nada que perteneciese a Activision Blizzard durante un día a modo de protesta, donaciones, canales de denuncia, demandas tales como solicitar el cambio del nombre del personaje «McCree», el vaquero de Overwatch, quien fue nombrado en honor a uno de los involucrados en el caso: Jesse McCree, foros para hablar y comentar los sucesos se abrieron y la gente con sus historias comenzaron a salir a la luz. Todos estaban unidos contra Blizzard.

Russel Brower, duramente estableciendo que «Ojalá pudiese tener de vuelta esos 12 años de mi vida.»

Es así como nos topamos con casos aún más antiguos, gente que no hablaba de casos que remontan al 2013 inclusive:

Brad Crusco, ex Ingeniero en Jugabilidad de HearthStone, cuenta como fue acosado por compañeros al punto de que le insinuaban el tener relaciones sexuales con él y su esposa.
Brad comenta que no podía acudir a recursos humanos. Solamente servía para ser objeto de burla aún más y que todos supieran que era un bocón. «Los chicos serán chicos, seguro que solo están bromeando», eran las respuestas que recibía comúnmente.
Alex Ackerman, Manager de Redes Sociales, nos cuenta como cuando trabajaba para Blizzard sufría de abusos en cuanto a su paga, la cual fue recortada sin aviso por «bajo rendimiento». Al reportar a recursos humanos, solamente le respondían: «quizá si tienes un bajo rendimiento». Llegó a tener caída masiva de cabello por el estrés
Alex también añade que odia tener que haberse ido de Blizzard. Era su sueño, la empresa que le dió los juegos con los que creció, es la misma empresa que destruyó su confianza y aplastó sus sueños. Años después de su salida, al ir a visitar a unos amigos se encontró con su antiguo jefe, lo cual le causó un ataque de pánico.
Stephanie Krutsick, ex productora de Blizzard, denuncia abiertamente que nunca confesó ser acosada y abusada por Alex Afrasiabi, director creativo de WoW en Blizzard.
Brissia Jiménez, desarrolladora e ilustradora, comenta como uno de los jefes que tuvo que eran buenos, también era acosado por ser parte de una minoría, además de que por defenderle a ella y a otras compañeras, fue despedido rápidamente.
Eva Deane, desarrolladora y ex-trabajadora de Blizzard, habla sobre como uno de los pocos sujetos que la protegieron y ayudaron en los momentos de agonía estando en la compañía. Siendo despedido por ello, las cosas solo se volvieron peores para Eva.

Y, hasta ahora recientemente, salió a la luz que esta «cultura de fraternidad» llevada por trabajadores de Blizzard está desde hace años instaurada sagradamente con pruebas que datan del año 2013. Nada más ni nada menos que la «Cosby Suite» (La Suite Cosby), llamada así en honor a Bill Cosby, el conocido actor afroamericano culpable de múltiples delitos sexuales. Evidencias de esto, hay de sobra.

Algunos dentificados como Alex Afrasiabi, Dave Kosak, Greg Street, Jesse McCree, Cory Stockton, Jonathan LeCraft, Josh Masqueira, Paul Cazarez.

Los acusados se defendieron mencionando que era «meramente por reírse de los icónicos y horribles suéters del comediante y nada relacionado a las acusaciones sexuales a las que en ese entonces estaba siendo sometido». Contradiciéndose a si mismos, otros miembros dieron declaraciones de que era porque la suite se veía fea o vieja, o que las oficinas nuevas de la compañía en Irvine, California se veían mal como los chalecos del comediante. Chistoso, ¿no? Bueno, posteaban incluso los chats de lo que tramaban y de las cosas que decían o preparaban en la suite. Compartir todo en redes sociales ya no parece tan buena idea para ellos, supongo.

«Estoy juntando a las chicas sexys para la Coz» (en referencia a la suite Cosby). Este junto con varios otros mensajes incriminan al grupo y sus acciones en las blizzcon.
Algunos de los desarrolladores que salieron a hablar en defensa de los afectados, revelaron que la suite era usada exclusivamente para actividades sexuales y consumo de alcohol. ¿Será esto prueba suficiente?

Eliminar a todo aquel que pidiera ayuda y aquellos que intentasen ayudar. Eliminar todo registro de daños y perjuicios. Burlarse y jactarse de sus propias acciones frente a las trabajadoras de la empresa. Las declaraciones de cientos de cientos de empleados y conocidos que saltaban por montones minuto a minuto estaban estallando, la demanda se había convertido en la demanda por acoso sexual, discriminación de género, machismo, racismo y abuso de poder más grande en la historia de la industria…

¿Y SABEN CÓMO RESPONDE BLIZZARD? «…la demanda está claramente distorsionada y malversada, en muchos, si no la gran mayoría de los casos. Son falsedades y describen meramente el pasado de Blizzard.» Negación total, totalmente inútil y ridícula, viniendo de la compañía que tiene incluso entre sus «legados» el singular dicho de «cada voz importa».

Activision Blizzard sigue en proceso de la demanda, y cada día, más y más casos siguen saliendo a la luz y mucha gente se une a apoyar a los afectados y a la demanda misma. Pero… ¿Hemos visto esto antes?

«Cada voz importa». El chiste se cuenta solo.

Cuarta Parte: El lado oscuro de la industria, los patrones de abuso y las demandas inconclusas.

El caso de Activision Blizzard es solamente el más reciente y más grande a la fecha (en cuanto a pruebas y demandas legales). Pero poniendo los pies en la tierra, todos sabemos que es imposible que esto no haya sucedido antes. Y es que tenemos pésima memoria para estas cosas…

¿Despidos en masa? Es una práctica común. Amazon posee un algoritmo que despide a centenas de trabajadores año a año, EA despidió cerca de un 4% de sus empleados en 2019 y cerró sus oficinas en Japón y Rusia dejando a miles de desempleados más, Apple despide sin problemas al 5% de su plantilla casi todos los años. Aún cuando estas empresas logran buenos ingresos, es una práctica común para «incentivar» la competitividad entre sus trabajadores, que a sabiendas de que siempre habrán despidos masivos anuales, harán TODO para no estar entre el montón que recortan.

En un caso prácticamente igual, Riot Games fue demandado en el 2018 (Y sigue en proceso) por discriminación de género, tanto en ascensos en la empresa y salario, y también por acoso sexual. ¿Y quieren saber qué contestaron?: «No tenemos mucho que decir sobre el estado de las cosas relacionadas a la demanda. La verdad es que vemos este tema legal como ‘lidiar con nuestro pasado’, cuando nuestro equipo fuera del área legal está mucho más concentrado en el futuro de la compañía.» Casi calcado al discursito de Blizzard.

Chanel Dawnée, a la izquierda, abrazando a Jess Kent, a la derecha, en las afueras de las oficinas de Riot Games en protesta contra la compañía.

Abusos laborales reportados por empleados de CD Projekt Red en referente al polémico Cyberpunk 2077 y su desarrollo, reportes que pasaron sin pena ni gloria. Demandas, pérdidas de dinero, comentarios, gente hablando sobre este polémico caso de abuso laboral y admiración de la cultura del «crunch», donde se exprime a los trabajadores en horarios de trabajo extendidos sin paga extra ni descanso para entregar un producto a una determinada fecha. Y nada, en el olvido, un trágico evento en un juego que tenía potencial, hecho con amor por sus desarrolladores y diseñadores. Arruinado por la avaricia y codicia de los que están más arriba en la pirámide laboral.

EA ha sido demandado MASIVAMENTE miles de veces. El escándalo de SimCity con sus miles de fallas donde miles de jugadores reportaron daños a sus pc a nivel de hardware por culpa del mal funcionamiento del juego. O las horribles prácticas de robar dinero en microtransacciones a través de sus clásicas «lootbox».

El mismo Blizzard pasa inadvertido al no pagar impuestos y sacar dinero directamente de impuestos que recolecta el gobierno.

Las prácticas de la industria de los videojuegos se ha tornado cada vez más turbia, y diversos sucesos salen a la luz en tiempos recientes donde, por suerte, tenemos comunicación más ilimitada. Pero no necesariamente por ello todos tienen una voz que será escuchada. Miles de casos que se pierden en el olvido, que quedan en nada, gente sin ayuda ni redención alguna, compañías y personas que siguen con sus vidas sin pagar por sus acciones. Blizzard es solo uno más de ellos, y ya puedes ver desde hace cuánto y en cuántas cosas se ha puesto a repartir negligencias.

El cambio es aún una pequeña esperanza.

Si sabemos que todo esto ocurre desde hace años, en múltiples casos… ¿Porqué dejamos que esto siga ocurriendo? ¿Qué podemos hacer contra todo esto?

Primero que nada, por favor, no culpes a las víctimas. NADIE tiene el derecho de culpar a las víctimas de no poder hablar sobre esto, de no poder negarse a los abusos. Años y años de agresiones, negligencias, abusos, acoso… es algo impensable y horrible para cualquier ser humano. No culpes a la gente que no pudo hacer nada por detenerlo por mucho que intentaron, te hemos mostrado que ellos también eran despedidos y maltratados al más mínimo momento de intentar apoyar o defender a las víctimas. Tampoco te culpes a ti mismo o a la gente que le guste jugar juegos de la compañía. Esto es culpa de los agresores, de los que tienen el poder de detenerlo y no hacen nada o inclusive incentivan a continuar con estos actos. Felizmente, una demanda ha sido interpuesta, la cual esperamos que tenga éxito y logre cimentar el cambio que esperamos ver no solo en la compañía, sino también en la industria.

Apoya a los afectados, comparte las noticias, la información, que la gente sepa qué sucede ayuda a que estas cosas ya no se repitan. Respeta el dolor de aquellos que han sufrido las graves consecuencias del abuso, tanto laboral como sexual.

Activision Blizzard es sin dudas el caso más latente actualmente y del que más pruebas se tienen para poder lograr marcar un avance de la justicia y equidad en el trabajo y los derechos humanos para con los distintos géneros, minorías, razas y todos los discriminados y segregados en la industria de los videojuegos. Solo nos queda esperar por una buena resolución, una que traiga calma y justicia para todos aquellos que finalmente han logrado ser escuchados ante este controversial y doloroso acontecimiento.

Si llegaste hasta aquí… ¡muchas gracias por leer toda la nota! Sé que ha sido un poco bastante más larga de lo normal, por lo que realmente quiero agradecerte por tomarte el tiempo de leer e informarte sobre este tema que si bien no es directamente de «videojuegos» o de la comunidad nerd, es algo que igualmente nos concierne a todos como consumidores de la industria.

Comparte con tus amigos y síguenos en redes sociales para estar enterado de cómo continuará esta noticia con todos sus detalles, aquí, en Nerdmacia.

Sn0ww__
23 años. Ingeniero en Informática.

Otros Artículos

Comments

Instagram

Entradas Recientes