Existen limites entre un juego y la realidad, y estas personas claramente no lo conocen.

Estas ultimas semanas hemos sido presentes de un montón de acusaciones de violencia, bullying, chantaje, e incluso el suicidio de un amado streamer de Twitch a causa de estas conductas inapropiadas por parte de una comunidad toxica, y a pesar de esto parece ser que la gente no aprende.

Segun publicaciones del estudio, el mismo Neil Druckman y Laura Bailey, actriz de voz que dio vida a Abby en The Last of Us Part II, los mensajes de odio han sido incesantes durante estas ultimas semanas, con insultos, connotaciones racistas, e incluso amenazas de muerte.

Los motivos suelen ir desde la muerte de un personaje importante del que la mayoría ya sabe, la orientación sexual de Ellie, posiciones políticas, y mucho mas.

Entendemos y apreciamos las diferencias de opiniones, todos somos humanos y capaces de tener un punto de vista distinto a otros, pero llegar al punto de desear la muerte de alguien, quien solamente es la representación de un personaje dentro de un mundo ficticio, es algo inaceptable.

A solo dias de la muerte de Reckful, claramente existen individuos cuya percepción de la realidad y la capacidad de distinguir un personaje ficticio de uno real esta muy deteriorada, y solo pedimos a los lectores que tengan cuidado con lo que escriben online, ya que para uno pueden ser palabras, pero para otro pueden ser lo que gatille una diferencia entre la vida y la muerte.