BangBros compra PornWikiLeaks y, literalmente, le prende fuego

657

La compañía de producción de porno BangBros encendió el Internet cuando anunciaron su última adquisición. La compañía compró PornWikiLeaks, un sitio dedicado al doxxing (liberación de información personal como teléfonos y direcciones entre otros) de artistas de la industria para adultos, incluyendo nombres reales, información sobre familiares, direcciones y hasta teléfonos de más de 15.000 miembros de la industria.

discos duros que compró bangbros a pornwikileaks

Pero BangBros, cuyos sitios incluyen Bang Bus y MILF Soup, no estaban buscando diversificarse violando la privacidad de trabajadores sexuales. Luego de comprar PWL, incluyendo los discos duros y el dominio, la compañía eliminó el sitio reemplazando el contenido con un mensaje en el inicio explicando el cambio.

«BangBros ha tenido suficiente. Hemos comprado el sitio con la intención de darlo de baja y de remover toda la información asociada. No hay trampas. No hay algo oculto para retirar tus cosas personales de ahí. Simplemente no lo queríamos ahí para que el mundo lo viera. Si, es así de simple. Estamos dando de baja el sitio y si bien no elimina las posibilidades de encontrar lazos con nombres reales y demases del internet, si lo hace un poco más difícil. Un foro con más de 300.000 publicaciones, la mayoría negativos y llenos de odio, han desaparecido. Si tenías algo publicado ahí, será eliminado para siempre. BangBros también es dueño del dominio ahora. Nunca más habrá algo en este sitio salvo el mensaje que pueden ver ahora. Así que tampoco hay que preocuparse de que vuelva.«

El archivo del sitio ha sido eliminado también de The Wayback Machine, que elimina todo contenido si el dueño del sitio lo pide.

El mensaje en el inicio de PWL termina dirigiendo al lector a un vídeo para «ver que hicimos con los datos».

En caso de que no quieras abrir un link a un vídeo con el logo de BangBros en la esquina: si, es un vídeo de una pila de discos duros siendo empapados con liquido acelerante antes de que alguien abra un Zippo y le prenda fuego a la pila.

No se ha revelado cuánto pagó BangBros por la página y sus datos. Pero todo trabajador sexual merece privacidad y seguridad, durante y luego de sus trabajos. Y cerrar cualquier cosa que ponga en peligro su integridad tanto física como mental es un paso positivo.