Por Sebastián Aldasoro Blockchain Business Developer en SeSocio.com

La criptomoneda más reconocida del mercado está frente a otra semana clave en su historia. Entre el próximo lunes 11 y el martes 12 de mayo se reducirá a la mitad la emisión de bitcoins en todo el mundo. Nadie sabe la hora exacta pero sí se sabe que sucederá en la transición de esos días, porque es un fenómeno que ocurre cada cuatro años y ya está programado en el software del Bitcoin. Y como toda regla económica de la criptomoneda, es extremadamente difícil que pueda ser modificado. El evento se llama Halving y se espera que tenga un impacto significativo sobre la cotización. ¿Será así? 

Si repasamos la corta pero intensa historia de Bitcoin -recordemos que nació en 2009- se realizaron dos Halvings (2012 y 2016) y luego de cada uno de ellos sobrevino una suba histórica de su precio.. Tomando en cuenta estos antecedentes y lo lejos que ha caído la cotización de bitcoin respecto a sus máximos históricos, una buena parte de la comunidad bitcoiner da por sentado que luego del supermartes próximo comenzará un ciclo alcista nuevamente.

A este análisis eufórico es importante añadirle cuatro factores que encuadran a este tercer evento global de Bitcoin en un contexto muy diferente al de los anteriores.

1- Los mineros ya no ejercen tanta presión vendedora como en las primeras ediciones. Desde 2017, el poder de resguardo de valorde Bitcoin también está en manos de operadores, fondos de inversión y compañías profesionales que operan opciones a futuro en CME.

2- Es la primera vez que el Halving ocurrirá en un escenario de enorme retracción económica global como el actual, potenciado por la pandemia del Coronavirus.

3- Las caídas históricas de todos losíndices y bolsas del mundo, en especial del S&P 500, el Nasdaq y el Dow Jones, provocaron que los inversores se refugiarán en activos tradicionales como el oro.

4- Estados Unidos realizó una emisión récord de dos billones de dólares en un período de dos meses y el 4 de mayo anunció que emitirá bonos por 3 billones de dólares más. Ambas decisiones podrían generar una devaluación del dólar.

En paralelo, un recomendable análisis de la plataforma de inteligencia de mercado Messari, concluye que el único factor teórico capaz de incrementar el precio de un bien perfectamente inelástico como Bitcoin, que tiene una emisión predeterminada de 21 millones de unidades, es un incremento en la demanda.

Como es la primera vez que todos estos factores influyentes en el mundo de las finanzas y la economía global ocurren al mismo tiempo, no hay analista o criptogurú que pueda predecir con total certeza el comportamiento que el inversor tendrá frente al Bitcoin y por ende lo que sucederá con su precio futuro, pero serán meses muy interesantes para seguir su evolución.