Previamente el país ya había implementado distintas formas para vetar, vigilar y castigar a sus gamers, pero esto ya pasa a mayores.

China vuelve a encontrarse en el huracán de noticias gamer, tras implementar una nueva medida bastante radical para todos los jugadores del país.

En el ultimo tiempo hemos visto noticias de como el gobierno chino ha impuesto limites de tiempo de juego para sus jóvenes. Horarios restrictivos, vigilancia, e incluso juegos como Plague. Inc y Animal Crossing removidos del mercado en base a distintas opiniones políticas y el uso que gamers le han dado, pero esta vez buscan prohibir por completo la interacción con extranjeros.

La gran firewall ha sido impuesta entre los jugadores del pais y extranjeros, prohibiendo cualquier tipo de comunicación in-game con personas externas al país. La acción fue tomada en base a actos del activista pro-democracia Joshua Wong, quien se burlo de Xi Jinping a través de un juego.

Según las nuevas reglas del partido comunista chino (CCP), los jugadores ya no podrán participar en juegos que permitan este tipo de comunicación entre países, y juegos con contenido que trate sobre zombies, plagas, edición de mapas, juego de rol, y organización de partidos o agrupaciones sindicales serán considerados ilegales.

La base de estas prohibiciones queda clara: evitar, prohibir y monitorear la libertad de expresión.

Juegos donde se permite la edición de mapas, modos, y juego de roles permiten a personas seguir manifestándose, como lo vimos con Animal Crossing hace un par de días, y plaga o zombies traen nuevamente el problema del Covid-19 y el rol que el país cumplió en su propagación.

Muchos lectores pueden pensar que estas medidas se tomaran a la ligera, pero cabe recalcar que el gobierno Chino mantiene ojos en una gran mayoría de los medios virtuales del país a través de diversos dispositivos, y uno no quiere estar en la lista negra del partido chino.

Fuente