Naughty Dog hoy está bajo fuego, todo causado durante el proceso de creación de The Last of Us Part II.

Todo inicio con la renuncia del 70% del staff de Naughty Dog, lo que ocurrió posterior a que el juego no estuviese listo para la fecha de lanzamiento. Primero el lanzamiento se movió a una fecha nueva, luego llego la pandemia, y luego renuncio la gente, denunciando que no les estaban pagando y que existían malos tratos, algo que escuchamos a diario de Blizzard, pero esta vez, de Naughty Dog.

Neil Druckmann y la compañía no se refirieron mucho a estas renuncias, y en base al problema no resuelto, uno de los trabajadores filtró de manera escrita y con vídeos toda la trama en términos generales del juego, lo que causó disgusto y decepción en la gente, no por la acción de filtrar la trama, sino por la trama misma.

Luego de esto Naughty Dog dio a conocer una declaración en donde mostraban su tristeza por la acción, pero alentaban a la gente a no spoilear, y a disfrutar la experiencia única que el juego traería, pero el daño ya estaba hecho. En todos los comentarios de posteos de Twitter, Youtube, Instagram, etc la respuesta de la gente era de rabia y decepción.

La nueva fecha de estreno sera junio, y se mantiene hasta ahora, solo queda ver el impacto que causara la filtración, y la perdida de confianza generada por todo esto en las ventas.

UPDATE

Naughty Dog afirma que el leaker no fue nunca parte de la compañía ni de Sony Interactive Entertainment, pero ya fue reconocido por el estudio, pero no dejan claro si hubo apoyo de algún trabajador de la compañía, o si simplemente fue una irrupción en el sistema y archivos.