Los repartidores de china están haciendo uso de tecnología que se mostró bastante popular en el juego de Hideo Kojima, para hacer entregas de Delivery.

Quizás muchos de nosotros recordemos el famoso titulo Death Stranding, y como se tomó el mundo durante su lanzamiento.

En el juego podíamos ver a Sam Bridges utilizar innovadora tecnología que nos permitía transportar un mayor número de elementos dentro de este universo distópico, como un delivery boy futurista, pero nunca nos imaginábamos que esta simple mecánica podría insertarse en nuestras realidades tan pronto, y lograr una utilidad a algunos trabajos.

Es así como en china los repartidores ya están ocupando exo-esqueletos para cargar hasta 50 kilos en sus espaldas, de la misma forma que lo hace el protagonista la ultima obra de Kojima. Esto ha provocado que el vídeo que ronda por Internet se convierta en tendencia por lo que algunos usuarios han hecho varias comparativas entre el vídeo y las escenas del mismo juego.

Y tenemos claro que la tecnología existe hace bastante tiempo, con diversos usos militares siendo aún probados, pero nunca pensábamos que llegaría a trabajos tan comunes como repartidores, o al menos tan pronto.

La tecnología basada en el exoesqueleto esta más que presente en la industria tecnológica.

Fuera de que esto resulta ser anecdótico para los conocedores del mundo de los videojuegos, hay una necesidad detrás y esta se debe a que los repartidores de la empresa china «Ele.me» se han visto desbordados por la alta demanda del servicio a causa de la pandemia que azota a nivel internacional, provocando la exigencia adicional de los empleados.

Gracias a su efectividad para levantar grandes cargas de peso, esta tecnología ya esta siendo usada en la industria de automóviles como Ford por lo que no es descabellado pensar que en un futuro esto se logre implementar en diversas áreas a nivel mundial.