La práctica se expande cada vez más

      Casi un mes ha transcurrido desde que se lanzó el nuevo título de la serie de videojuegos Deus Ex y el hype que se había generado quedó por el suelo, la pésima campaña inicial de venta creada por la desarrolladora Eidos Montreal, la cual consistía en pre comprar el juego y de esa manera desbloquear recompensas como misiones extras, nuevas habilidades o cosméticos como nuevos looks para el protagonista generó que los seguidores de la serie se resistieran y se hicieran escuchar, por lo que se desechó la idea. Sin embargo, las pericias siniestras de la industria moderna de los videojuegos son infinitas.

Augmented Deus Ex como serie nos ha dejado satisfechos por el concepto que presenta: historia, personajes, conspiraciones y un largo etcétera. No obstante, se ve afectado, ya que un título que supera los 40 mil pesos, ya sea vía digital o física, presenta de fondo una serie de microtransacciones que ofrecen la venta de XP, armas,  ítems de consumo como kits de praxis (puntos que desbloquean habilidades) o incluso créditos (dinero en el mundo de Deus Ex) todos estos se fácil acceso en la campaña. Esta idea es rechazada por muchos, aun así existe una defensa que da a conocer un punto igual de válido, estás micro transacciones no son una compra obligatoria, cada uno es libre de aprobar o desaprobar su implementación.

micro El punto crítico de su ejecución y que muchos gamers hicieron notar de forma instantánea es una de las causas por la que el juego recibiera críticas mixtas en Steam, ya que las micro ventas incorporadas tienen un pero, una letra chica por así decirlo. Cada uno de estos ítems son de un solo uso, esto quiere decir que una vez utilizados no hay vuelta atrás y por más que luches no estarán disponibles nuevamente si deseas crear una partida nueva para disfrutar del juego en las múltiples opciones que ofrece su historia.

         Además de esto se suma el abrupto final, dejando más preguntas que respuestas y la sensación de que parte importante de la trama a seguir se extrajó para ofrecerla a la venta en futuros DLC’s, esto no sorprende a nadie a estas alturas, ya estamos acostumbrados a que nos ofrezcan juegos incompletos. Lo que sorprende es que sea Eidos Montreal, quizás Square Enix tuvo algo que ver con la decisión, todo apunta hacia esa dirección.

     Solo queda por hacerse las siguientes preguntas, ¿son necesarias las microtransacciones en este tipo de juegos?, ¿dañan la imagen de títulos queridos por muchos? Como gamers, ¿qué posición debemos tomar? Lo que está claro es que este tipo de mañas se volverán a repetir por parte de más desarrolladoras y distribuidoras y no cabe duda que cada vez serán más en desmedro de los consumidores, al parecer protestar con la billetera es la única opción al alcance.