Les hemos hablado ya bastante veces, y probablemente lo volvamos a hacer, sobre los males que conllevan las microtransacciones en la industria de los videojuegos. Sin embargo, debido a su escala e impacto en el mundo Gamer a veces otros modelos de negocio y monetización pasan desapercibidos. No necesariamente porque porque sean más benevolentes con los usuarios, pero están ahí. Y mientras que muchos fans pueden estar genuinamente ansiosos de entregar su dinero a buenas ideas y proyectos, hay quienes que sólo buscan cómo hacer de los videojuegos minas de oro. El nuevo proyecto de Silent Hill por lástima no es otra cosa que una víctima de estos ejecutivos avariciosos.

Konami Gaming, Inc. es una subsidiaria de la empresa japonesa Konami la cual se encarga de diseñar y manufacturar juegos de Casino. En el año 2016, lanzaron la máquina Pachinko de Metal Gear Solid 3: Snake Eater. Lo que en aquel entonces rompió el corazón de miles de fans no fue el prospecto de por sí. Fueron las escenas con gráficos espectaculares las que hicieron a todos preguntarse: ¿Por qué no sacan un remaster así mejor? Y bueno, es claro, las máquinas generan un constante flujo de dinero y ganancias fáciles para la empresa. 

Esto no es necesariamente algo malo, todos tienen el derecho de generar riqueza de la forma que estimen mientras no perjudiquen al resto. Tan sólo es un hecho triste.

Triste porque lo último que se supo de la franquicia Silent Hill fue el muy anticipado Silent Hill P.T., con la participación de Hideo Kojima y Guillermo del Toro. Por lástima, a pesar del enorme hype detrás del proyecto, este fue cancelado por Konami. Han pasado 4 años desde la cancelación del proyecto, y desde entonces Konami ha estado completamente callado respecto a la franquicia de suspenso y horror. Todo este tiempo, ¿y su gran anuncio, Silent Hill: Escape, es otra máquina Pachinko?

proyecto nuevo de Silent Hill

Tal como lo leen, el nuevo proyecto de Silent Hill no es otra cosa que otra máquina de azar. De acuerdo con el sitio web Yahoo: Finance, más allá de su diseño, y la incorporación de pantallas curvas 4K UHD, aún no se sabe mucho. ¿Pero habrá gente siquiera interesada en saberlo? Para aquellos que vivímos en latinoamérica, no es tan sólo un anuncio triste que concierne a Silent Hill. Sino uno que probablemente nunca llegaremos a experimentar.