Si tan solo pudiesen escuchar nuestro suspiro en este momento entenderían cuan decepcionados estamos.

No han pasado muchos años desde que la cultura de «challenges» de internet comenzó a masificarse, y aunque existen ejemplos buenos, como el Ice Bucket Challenge, que buscaba donar dinero y hacer conciencia sobre una enfermedad degenerativa, existen otros sencillamente estúpidos, peligrosos, y extremadamente virales.

No paso ni una semana antes de que usuarios de las redes sociales viralizaran el George Floyd Challenge, desafió que involucra a una persona acostada en el piso con otra presionando su nuca usando la rodilla, manera en la que George Floyd, hombre afroamericano del estado de Minneapolis, fue detenido durante 8 minutos, causando su muerte por asfixia.

Hay que dejar claro que esta maniobra policial solo debe mantenerse por poco tiempo y debe ser aplicada de manera correcta, algo que no es el caso cuando jóvenes lo hacen entre amigos. Mas aun, el movimiento Black Lives Matter se ve completamente pasado a llevar, con cientos a miles de personas viralizando este «challenge» y prácticamente burlándose de la causa de muerte que ha llevado a todos el país de los Estados Unidos a protestar.

La mayoría jóvenes, la mayoría blancos, la mayoría sonriendo.

La cultura viral de internet es peligrosa, y aunque muchos movimientos pueden verse potenciados como este, hay que recordar otros desafíos que han sido extremadamente peligrosos para el publico, como el «Tide Pod Challenge» donde ingerían capsulas de detergente liquido, y que acabo con cientos, sino miles, de casos de jóvenes e incluso niños con graves quemaduras estomacales y al esófago gracias a las propiedades corrosivas del detergente.

No nos sorprendería escuchar casos en que esto lleve a emergencias medicas, a este punto ya lo vemos pasando.