Tras una impresionante cantidad de acusaciones en el mundo de los videojuegos, parece ser que se ha abierto un nuevo capitulo en el la saga de Gamer-Gate.

Durante estos ultima semana la cantidad de alegatos sexuales, comportamiento inapropiado y derechamente abuso o acoso sexual han sido constantes. Desde streamers en Twitch, equipos de esports profesionales, el director narrativo de Dying Light 2, o incluso el director creativo de Assassin’s Creed Valhalla, todos se han visto envueltos en la polémica.

Ashraf Ismail

La mayoria de las compañias que albergaban a los acusados han cortado vinculos, mientras que Twitch en un acto poco visto anteriormente, ha baneado un monton de streamers acusados de abuso y acoso sexual, todo tras que cientos de mujeres se agruparon para hacer denuncias a los canales.

Streamers como IamSpoon, Wolv21, Bless RNG, DreadedCone y otros han sido baneados de manera permanente de la plataforma, sin posibilidad de volver.

Esta ola de acusaciones nos hace volver al caso Gamer-Gate, una ola de denuncias ocurrida durante los años 2014 y 2015 donde ocurrieron casos similares, con cientos de mujeres en la industria de los videojuegos, sea producción o streaming, revelando abusos de poder, acoso, doxing y otras practicas.

Podría considerarse que GamerGate comenzo el año 2015, pero las practicas siempre han estado en la industria.

Una nueva ola como esta puede lograr que cientos o miles de mujeres puedan mas cómodas y apoyadas para hacer publica sus propias historias, con un montón de mujeres en twitter haciéndolo ahora mismo, incluso en la industria chilena.

Pueden leer mas sobre los casos mencionados en los links de arriba, y nos mantendremos atentos a mas información a lo largo de los próximos dias.