El próximo 3 de agosto de 2016 el mundo se volverá a paralizar por un certamen. Durante dos semanas, los 10.500 mejores atletas de todo el mundo competirán en más de 306 eventos, de 28 deportes en la lucha de la tan añorada medalla de oro olímpica.

New electric photocells

Varios especialistas predicen que las marcas se van a romper.

Debido a las condiciones climáticas y de altura con las que cuenta Río de Janeiro, sumado a los asombrosos resultados previos y clasificatorios para estar en esta edición de los Juegos Olímpicos. El gran responsable para garantizar estas marcas será OMEGA, la cronometradora oficial de los Juegos Olímpicos, quien ha ayudado a captar algunos de los momentos deportivos más notables en 26 ocasiones desde 1932. A medida que los Juegos han ido evolucionando y los atletas se han ido haciendo más rápidos y más fuertes, la propia excelencia de OMEGA en el cronometraje ha continuado también aumentando.

Para este año, los retos son importantes y los avances tecnológicos han sido determinantes.

Se han incorporado nuevas tecnologías como el Omega Scan’O’Vision Myria, una innovadora cámara de alta velocidad que está a la vanguardia de la industria gracias a su capacidad de captura de hasta 10,000 imágenes digitales por segundo. Los nuevos marcadores para estadios de alta resolución pueden proyectar imágenes animadas e información con colores más vivos: un gran avance tecnológico, si se compara con las viejas pantallas en negro y ámbar. En la pista, OMEGA ha sido la responsable de la creación de los dispositivos más famosos que se utilizan en el cronometraje deportivo de precisión, entre ellos, la cámara photofinish, la tecnología de bloques de salida y de detección de sistemas de vídeo de alta velocidad.

New scoreboard

Gracias al sistema de detección de salida en falso para competencias de atletismo, los tacos de salida pueden medir la presión del atleta 4,000 veces por segundo. Esto quiere decir que si los corredores se adelantan, aunque sea por fracciones de segundo, esta innovadora tecnología lo detectará. En la piscina, ha desarrollado muchos sistemas que hacen indiscutible la victoria. Aquí se incluyen las famosas touchpads situadas en ambos extremos de la piscina, que permiten a cada nadador detener su cronometraje con sus propias manos. Finalmente, cuentan con un nuevo sistema de detección de blancos en la diana, el cual mide electrónicamente la puntuación en tiro con arco. Alcanza una precisión invisible al ojo humano.

Estos Juegos Olímpicos de Brasil prometen no parecerse a ningunos otros. Es la primera vez que Sudamérica recibe el acontecimiento multideportivo más grande y más famoso del mundo y, como todos los demás, suponemos que va a ser una ocasión inolvidable. Para la firma cronometrado oficial, se trata también de un auténtico motivo de orgullo. Son consientes que cualquiera que suba al podio en estas justas lo hará con la seguridad absoluta de que la máxima exactitud en medición certifica su medalla.