Las criticas afloraron de inmediato una vez fue anunciada la alianza, con la comunidad LGBT+ encabezando el debate.

Durante el día de ayer la League of Legends European Championship anuncio su alianza con la empresa NEOM, compañía de tecnología fundada por el príncipe de Arabia Saudita Mohammed Bin Salman. El solo hecho comenzó un enorme debate, todo en base a las actitudes del país contra la comunidad LGBT+, y como Riot acepto este acuerdo a pesar de su visión y política pro-diversidad.

El país en cuestión, y su príncipe, nunca han estado exceptos de polémica, con la supuesta orden de asesinato del periodista del Washington Post Jamal Khashoggi durante el año pasado, la tortura y prisión de miembros de la comunidad LGBT+ y la exclusión de mujeres de la mayoría de sus eventos.

Tanto la LEC como Riot Games han estado promoviendo su visión de diversidad durante el ultimo año, cambiando sus logos, haciendo revisiones y cambios a sus políticas y mas, por lo que esto se vio como un golpe bajo a la comunidad y trabajadores, todo enfocado en el dinero.

Uno de los puntos mas controversiales, fue el cambio de logo en el perfil de Twitter hace un par de días, claramente mostrando los colores de la diversidad, pero haciendo un giro en 360° con este anuncio.

Y tras mucha controversia, y para alegria de muchos, Riot Games y la LEC recapacitaron, rompiendo esta alianza durante la tarde del dia de ayer.

En el comunicado, la organización menciona que es importante darse cuenta de los errores y corregirlos, y tras una buena reflexión, han decidido romper el partnership con NEOM de manera inmediata, admitiendo que para intentar expandir el ecosistema de los esports se movieron de manera apresurada, y cimentaron una alianza que causo una grieta en la misma comunidad que intentan agrandar.

Honestamente este es el mejor de los finales, y nos pone contentos saber que pudieron darse cuenta de su error, y escucharon a las criticas.