Tras mucha deliberación, y quejas de los jugadores, Wizzards of the Coast ha decidido banear dos cartas importantes en el formato Standard, y aplicar un nerf directo a una de las ultimas mecánicas implementadas: Compañeros.

Magic The Gathering suele tener bans de manear bastante constante, intentando nivelar la arena de juego para todos los jugadores, y últimamente no ha sido la excepción, con la mayoría de los últimos sets teniendo uno u dos agregados a la ya enorme lista de cartas baneadas.

Últimamente ha existido mucha discusión sobre un par de cartas en general, una de ellas siendo Fires of Invention (Fuegos de la Invención) y Agent of Treachery (Agente de la Traición) ambas generando mucho conflicto entre los jugadores, sea por la facilidad de su casteo, las habilidades que traen al juego y la predominancia que tienen en el meta.

Igualmente Wizzards ha tenido ojo en los compañeros, mecánica incluida en el ultimo set, Ikoria, y que basado en ciertos parámetros del mazo, permite dejar una carta de «compañero» adjunta al mazo, y permite invocarla directamente desde este espacio al campo.

Compañeros como Lurrus of the Dream-Den (Lurrus del Nido de Ensueño) Umori, The Collector (Umori Collecionista) o Gyruda, Doom of Depths (Gyruda, la Fatalidad de las Profundidades) pueden generar combos infinitos, y su bajo coste de mana los han vuelto muy usados tanto en modern como standard, que conflictuaba con muchos jugadores de Magic, tanto casuales como profesionales.

Wizzards ha decidido banear estas dos cartas del formato standard, y efectuar el primer nerf en la historia del juego, y no es pequeño.

Los compañeros ya no podrán castearse directamente al campo, sino que se deberá pagar un coste de 3 mana genérico para poder traerlos del «sideboard» a la mano, todo en velocidad de conjuro y sin ir al stack, por lo que no puede ser prevenido.

El nerf afectara de manera directa a los mazos de compañero, en especial a los de mayor coste, haciendo su invocación mucho mas lenta y tardía, buscando lograr partidas en donde lanzarlo no se considere una victoria asegurada, como lo era el combo infinito de Gyruda y las cartas que permitían clonarlo.

En el caso de Standard, muchos mazos que aprovechaban el bajo coste de cartas como Lurrus, Kaheera o Umori se verán afectados, y obligaran a los jugadores a decidir de mejor manera como gastar sus recursos a la hora de castearlos ¿gastar 6 mana en un turno para traer a Lurrus a la mano e inmediatamente bajarlo? ¿Guardarlos y mantener el mana disponible?