Muchos saben que Japón tiene una cultura de trabajo altamente intensa. Tango así que ha llevado a elevados niveles de estrés, bajos niveles de natalidad, e incluso un elevado número de muertes por trabajo extremo y suicidios.

Dado esto, el gobierno de Japón ha impulsado horarios de trabajo más flexibles. Microsoft tomó medidas para incorporar esto en sus oficinas dentro del país. Impulsando teletrabajo y cerrando sus oficinas los viernes. Los resultados luego de un año fueron los siguientes:

Su productividad por trabajador aumentó en un 39.9%, ademas de reducir sus costos en electricidad y papel impreso en un porcentaje significativo.

La pregunta es: ¿Pueden estos datos ser evidencia de una mejora si se enactan cambios como estos a nivel nacional? Bueno.. No, no realmente. Ya que hay una dependencia de múltiples factores para este aumento. Por ejemplo, los gerentes pudieron exigirle mucho más a los trabajadores, o la cultura de la empresa (Y el país) es de trabajo bastante intenso, por lo cual los empleados sentían que tenían que mejorar su productividad para no caer detrás del itinerario.

Sin evidencia de muchas más empresas, en múltiples mercados y naciones, es imposible distinguir la significancia de esta medida. Y para ser honestos.. probablemente no funcionaría en Chile, ya que tenemos una cultura de «sacar la vuelta» en general.

Pero este humilde escritor podría estar equivocado, y podríamos vernos ante un incremento significativo en productividad y bienestar general para toda la nación. Solo el tiempo lo dirá.