La popular serie de Netflix, remake del programa de los 80, logro re abrir uno de los casos mas controversiales un par de semanas de su lanzamiento.

Misterios sin resolver, o «Unsolved Mysteries» de Netflix, es un remake reciente del show con el mismo nombre de los años 80, presentando casos cerrados o «cold cases» al publico, pero consistiendo de casos poco inexplicables, poco normales o incluso paranormales.

Al final de cada episodio una pequeña caja de texto llama a los televidentes a contactar a la producción de tener evidencia, y aunque los casos no son cercanos, parece ser que este mensaje funciono, con espectadores mandando información extremadamente valiosa.

La información va al capitulo «Sin vuelta a casa» donde un joven afroamericano llamado Alonzo Brooks desapareció tras una fiesta en Kansas. El joven parece haber sido victima de un crimen de raza, desapareciendo durante días sin haber vuelto a casa, y siendo encontrado en un rió que ya había sido periciado anteriormente.

Una vez comenzado el rodaje de la serie, el FBI ofreció una recompensa de 10.000 dolares a quienes pudiesen entregar información del caso, y según fuentes, esta información fue entregada durante la semana pasada, reabriendo el caso.

No podemos entregar mas información ya que la mayoría de las fuentes parecen contradecirse a la hora de informar sobre el avance del caso, y si bien el FBI exhumo el cuerpo del joven durante el 22 de Julio, esto no parece haber dado mayor información.