A pesar de que si uno intenta pre-ordenar el juego desde su pagina web aun sale a 60 dolares, un representante de la tienda Take-Two hablo con el medio Kotaku que el precio sugerido es de 69.99 dolares, lo que significa que otras tiendas lo podrían vender mas caro.

De confirmarse esto de lleno seria un significativo aumento de precio para los juegos de nuevas consolas. Si pensamos solo en Chile, un juego nuevo costaba 44.990, de eso aumento a 49.990 y ahora si aproximamos estaríamos llegando a 55.990 y aun no sabemos el precio de las nuevas consolas.

Si agregamos la crisis que generara esta actual pandemia y en nuestra situación particular el impuesto que recientemente se le agrego a comprar juegos online por lo menos en Playstation, sera difícil llegar y comprar todo lo que se refiere a next-gen.

Todo esto podria significar una ganancia considerable para PlayStation y Xbox, pero tambien una cadencia de juegos menor a la actual, con menos lanzamientos mensuales para que el publico pueda adquirirlos todos.

De igual manera, probablemente exista una mayor cantidad de subscripciones a los servicios PS Plus y Xbox games pass y a otros servicios similares, ya que la ventaja de tener juegos gratis mes a mes, las ofertas, y la accesibilidad que proveen podria ayudar mucho a los que no tienen tantos billetes en el bolsillo.