Nerdview: Call of Duty Modern Warfare Beta.

584

El juego realmente le dio un vuelco a sus últimas versiones, por el cual estamos muy agradecidos.

Durante estos últimos días Call of Duty Modern Warfare ha estado corriendo con su beta multiplayer, el cual inicio exclusivo para PS4, y luego para todas las plataformas con Crossplay, es decir que todos pueden jugar con todos.

El beta realmente fue bueno, con una bastante positiva critica al rededor del mundo, y si bien mantienen la esencia de un COD cualquiera, en gran parte han vuelto a sus inicios, con partidas rápidas, sin la necesidad de avances ultra futuristas, técnicas rotas o jugabilidad quebrada.

Lo bueno                                                                                                                                      

Durante la prueba la cantidad de armas, perks y equipamiento no fue el total que entrara en el juego completo, pero con una gran nivel de personalización, distintas habilidades y modificaciones al armamento, todo se sintió bastante variado, y mucho más realista que en versiones anteriores.

Algo que Call of Duty nunca ha logrado muy bien ha sido el retroceso de las armas, que bajo el ojo crítico de muchos siempre fue muy ligero o poco realista, cosa que Battlefield lograba mejor al hacer que rifles de distintos calibre tuvieran mayor impacto y retroceso, haciendo al jugador calcular como dispararía y ajustando la mira acorde.

En Modern Warfare claramente le pusieron un ojo a esto, con rifles teniendo una gran variedad de modos de fuego e impacto proporcional al modelo, maniobrabilidad, modificaciones y calibre. Incluso fueron más allá al agregar modificaciones de calibre para algunas armas, brindando mejor puntería a larga distancia a coste de un mayor culatazo, o menor distancia pero con una mejor precisión.

De igual manera el agregado de un nuevo viejo favorito, Ground War, gusto a muchos fans. Con la implementación de vehículos, terrenos mucho más grandes y una enorme cantidad de jugadores al mismo tiempo el modo se sintió frenético, buscando lugares donde esconderse o capturar puntos de manera constante para ayudar a tu equipo, mientras que las balas vuelan desde distintos puntos requiriendo agacharse o apoyar el arma en esquinas para poder disparar mejor.

Las gráficas también han mejorado bastante, las sombras, detalles de niveles, ropa, equipo y armas tienen un enorme nivel de detalle, con las modificaciones de barril o cuerpo del rifle causando un impacto en como se ve, por donde sale humo y los impactos de bala siendo proporcionales al arma utilizada.

Finalmente en audio no tenemos por donde quejarnos, el juego suena bien, con los distintos operadores gritando o exclamando acorde a lo que ocurre en la partida, las distintas armas contando con sonidos exclusivos para su tipo y calibre y los balazos haciendo ese peculiar chasquido al romper la barrera sonica.

Lo malo

No todo es oro, Modern Warfare se cae en lo que muchos otros Call of Duty: Respawn.

Un gran prejuicio que los jugadores de COD tienen es que en los distintos modos en donde revivir es posible el punto en donde uno aparece suele ser bastante malo, cayendo justo entre un tiroteo, causando una muerte instantánea, detras de un enemigo desprevenido, haciendo el juego algo injusto, o al otro lado del mapa, obligando a uno correr hasta donde ocurre la acción, si es que llega.

Durante una década Call of Duty ha tenido problemas con esto, y a pesar de que han buscado medidas para evitarlo, como por ejemplo utilizando el respawn en aliados como lo hace Battlefield con sus escuadrones, hubieron casos en donde aparecimos literalmente frente a un tanque enemigo, solo para recibir un buen cañonazo en la cara.

Aparte de esto otro pequeño problema que hay son las puertas. Modern Warfare tiene puertas, que novedad, pero es posible interactuar con estas de distintas maneras: cerrarlas, abrirlas lentamente al acercarse, o correr hacia ellas para abrirlas de golpe, sorprendiendo a quien está detrás. El problema con ellas fue que al abrirlas de golpe la animación solía verse bastante mal, con la puerta golpeteando múltiples veces hacia adelante y atrás, obstruyendo la visión, y otras veces simplemente quedándose ahí, algo que podrían refinar en la entrega final del juego.

Con un multiplayer entretenido, una gran cantidad de armas y posibilidades de personalización, y una historia que seguirá la linea temporal del original Modern Warfare, haremos una excepción y esperaremos a este Call of Duty con los brazos abiertos, a menos de que nos digan que habrán mechas y naves espaciales…o Kevin Spacey.