La película producida por Sam Raimi ha sido un éxito sorpresa en taquilla y ha sido bien recibida por la critica.

Leyendo la premisa de esta película uno no pensaría que seria un éxito o una buena película. Padre e hija luchan contra cocodrilos en medio de un huracán, es una premisa casi del nivel de Sharknado.

Pero la película dirigida por Alexandre Aja es lejos de estar en el nivel de Sharknado, esta película es entretenida, te mantiene al borde de la silla y te da unos buenos sustos. El susto que te dan los cocodrilos es la amenaza que representan para los personajes y eso hace rato no lo sentía en una película donde el monstruo o el antagonista era un animal, la única película que logro hacer eso bien fue la primera «Jaws» de Steven Spielberg.

Kaya Scodelario da una excelente actuación se hecha la película en la espalda, sientes el desgaste físico que sufre durante esta historia, sus miedos son realistas y no comete decisiones estúpidas.

Alexandre Aja realiza un buen trabajo manteniendo la historia lo mas realista posible. Actualmente Estados Unidos sufre demasiados ataques de huracanes que destrozan todo a su paso y lo vemos en las noticias, en el lugar donde ocurren la película viven cocodrilos y la mezcla ocurre de manera natural y no tenemos superheroes, no tenemos drama de telenovela, los cocodrilos se comportan como los que vemos en la naturaleza en la vida real, es por eso, que este film resulto tan exitoso, para mi es una razón mas por que el 2019 es buen año para el terror.