La anticipada y supersecreta película que extiende el universo de Breaking Bad, protagonizada por Jesse Pinkman esta disponible en Netflix y es un epilogo perfecto y necesario.

Fue recién a principios de año que se dio el anuncio oficial de que Vince Gilligan escribiría y dirigiría una película de Breaking Bad y que Aaron Paul regresaría como Jesse Pinkman, al paso del tiempo se anuncio que seria una secuela a la serie y de sorpresa empezaron a llegar los trailers.

Soy un fan extremo de Breaking Bad, una serie que es reconocida no solo por ser buena serie, sino por su satisfactorio final, que dejó una puerta abierta con el personaje de Jesse Pinkman. Yo no me asuste con la realización de esta película, ya que, Vince Gilligan estaría a cargo de casi todo, confió en el no solo por Breaking Bad como serie, sino además por lo que ha hecho con Better Call Saul uno de los mejores spin off que existen.

La decisión de Gilligan de tirar esta película a Netflix fue acertadísima, por un lado tienen una buena relación por el trato que tienen con Better Call Saul y además porque esta película se siente como dos capítulos de Breaking Bad puestos juntos para crear uno de dos horas y crean un epílogo perfecto y, en mi opinion, más que necesario.

La dirección de Gilligan es magistral, no ha perdido su toque para nada, es literalmente volver al mundo de Heisenberg en cosa de segundos del inicio de El Camino, no tiene un fanservice solo por tenerlo, cada decisión se justifica, el guión es increíble, la fotografía igual y es una historia que emociona bastante.

De igual manera, la actuación de Aaron Paul es lo que sostiene esta película y es la mejor de su carrera, es emocionante como vuelve a canalizar a Jesse Pinkman, hace 6 años que no lo vemos pero en segundo de ver a Paul en pantalla y ahí está Jesse, no tengo nada que decir, es para aplaudir.

En el ultimo capitulo de Breaking Bad se le da un cierre al personaje de Walter White, en lo que quede de Better Call Saul se le dará un cierre al personaje de Saul Goodman y El Camino le da un excelente cierre a Jesse Pinkman.

Me da la sensación de que Vince Gilligan no tenia esto en mente cuando grabo la ultima temporada de Breaking Bad, porque sino lo hubiéramos visto, me parece que al realizar Better Call Saul se dio cuenta de que le estaba creando un cierre a su protagonista antes que Jesse y creo este epílogo que para los fans de esta serie es un buen final, dudo que alguien que no haya visto la serie pueda disfrutar esta película.

Se le ha denominado película por la duración, pero es una continuación de las serie, y no tengan miedo de que deje algun cabo suelto, ya que no es el inicio de una nueva película, especulaciones sobre otra temporada ni otra coas, es el final de algo que quedo inconcluso hace 6 años, es el final del camino.