El primer spin off de la saga de Rápido y Furioso se estrenó este año y demuestra que La Roca y Jason Statham pueden protagonizar cualquier tipo de película y será entretenido.

Esta película causo mucha controversia al anunciarse, ya se sabia de la mala onda que tenia Dwayne Johnson con Vin Diesel y se comprobó por el poco tiempo que tuvieron en pantalla en The Fate of the Furious. Ademas al anunciarse esta película se empujo el estreno de Rápidos y Furiosos 9 para el 2020, lo que empezó el conflicto entre La Roca y Tyresse Gibson miembro de la saga principal.

Al principio no se si estaba tan interesado porque yo he invertido años en esta saga, que ha sido muy entretenida de ver crecer, evolucionar y ponerse mas ridícula, en el buen sentido. Si eres un fan de verdad de Rapido y Furioso no juzgas lo que te da, solo lo disfrutas, estas películas no están hechas para ganar premios y la gente debería parar de juzgarlas así.

Finalmente al ver la película me di cuenta que es igual de entretenida que las otras, y todo cae en sus dos protagonistas Dwayne Johnson y Jason Statham y en su química innata, y el director David Leitch de cómo utilizarla bien y de cómo entregar las mejores escenas de acción.

La historia de la película no afecta en nada a la historia de la saga principal y eso me gusta ya que es un verdadero spin off que me hace tener fe en que una vez que esta todo acabe con Rápidos y Furiosos 10, los spin off dentro del universo serán entretenidos y aportaran en algo a la acción y tono que hace característica a esta serie de películas.

Es una película que uno ve para entretenerse y cumple con su trabajo, hay muchas sorpresas que los trailers no muestran y que son increíbles, acción muy buena y autos espectaculares, y al parecer Vin Diesel y Dwayne Johnson hicieron las pases, así que esperemos que podamos ver a La Roca en el capitulo 9 o 10, ya que, el es ahora un personaje muy importante para Rápido y Furioso.