Nerdview – Luca: La analogía de vivir bajo el agua

La más reciente producción de Pixar, aborda temas tan relevantes como los prejuicios y el valor de ser auténtico.

El monstruo marino

Ambientada en la riviera italiana de los años 50, Luca nos cuenta la historia de su protagonista: Luca Paguro (Jacob Tremblay), un monstruo marino que vive en las profundidades del mar junto a su padre, su madre y su abuela.

- Anuncios -

Luca pasa sus días como una especie de pastor de «Ovejas» (Que en realidad son peces) y su vida se desarrolla de manera muy tranquila, probablemente demasiado tranquila para su gusto.

La película comienza con dos pescadores en medio de la noche que se encuentran con un monstruo marino, y luego de intentar capturarlo sin éxito, caen al mar algunos objetos que llevaban en su bote, incluyendo una vitrola.

Esta vitrola será la responsable de que Luca se encuentre con Alberto (Jack Dylan Grazer), un monstruo marino que le mostrará el mundo de la superficie, le enseñará a caminar y le mostrará que tienen la capacidad de transformarse en humanos una vez fuera del agua.

Vivir fuera del agua

- Anuncios -

Los padres de Luca descubren que ha estado viajando a la superficie y deciden enviarlo con su tío Ugo (Sacha Baron Cohen) a las profundidades del mar, lo que provocará su escape al mundo humano.

La amistad de ambos personajes, los llevará a visitar la localidad ficticia de Portorosso donde conocerán a su nueva amiga Giulia, su padre Massimo y al antagonista de la historia, Ercole Visconti y sus secuaces Ciccio y Guido.

Con el objetivo de ganar la Copa Portorosso (Una especie de triatlón) para conseguir el dinero para comprar una emblemática moto Vespa clásica italiana, los tres (Luca, Alberto y Giulia) se inscriben para participar en la copa y así conseguir su sueño.

A lo largo de la historia nos encontraremos con pocos pero entrañables personajes e iremos conociendo un poco más de las motivaciones de cada uno, mientras Ercole y sus secuaces se encargarán de hacerles la vida imposible y ganar nuevamente la copa.

No todo tiene un origen trágico

La película trata temáticas importantes y profundas a través de metáforas muy bien pensadas, sutiles, pero presentes para aquel que quiera entenderlas. Mostrando que no hay que tenerle miedo a lo desconocido, que la ignorancia puede ser un gran enemigo y que algunos simplemente vienen al mundo de una forma, sin mayor explicación que eso.

Se ha comentado que la producción sería el intento de Pixar de incorporar nuevas perspectivas alusivas al colectivo LGTB+, pero creo que si bien es parte de lo que intentan graficar, el mensaje es mucho mas amplio y aplicable a todo aquel que se haya sentido alguna vez parte de una minoría.

El director Enrico Casarosa, ha dicho en entrevistas que Luca está inspirada en su niñez

“En esos veranos especiales cuando estás creciendo y encontrandote a ti mismo, yo era del tipo de seguir al amigo que me metía siempre en problemas.

eso me hizo pensar en realmente cuanto encontramos de nosotros a través de nuestras amistades, o cuantas amistades nos ayudan a encontrar quienes queremos ser»

Enrico Casarosa (Director de Luca)

Para concluir…

Finalmente, Luca es una película preciosa, con un mensaje potente y una ambientación nostálgica, la música de los años 50, el bellísimo paisaje de la riviera italiana y la muy respetuosa representación de la cultura italiana, hacen de esta película una pequeña joyita imperdible, que nos invita a reflexionar sobre cuanto tiempo pasamos bajo el agua, sin atrevernos a abrazar y darle valor a lo que realmente somos.

La película cierra sus créditos con una dedicatoria, que si bien puede ser considerado como una especie de spoiler, creo que es necesario mostrarlo para graficar lo autentica que ha sido esta producción y la analogía detrás de su historia.

Anuk
Gamer apasionado, cantante profesional y vocal coach.

Otros Artículos

Comments

Instagram

Entradas Recientes