Nerdview: Panzer Dragoon Switch

177

Un golpe directo en la nostalgia, y aunque no da la misma impresión que el juego original, nos deja contentos con el resultado.

Ahh los 90’s, un montón de los mejores juegos fueron lanzados durante esa década, títulos iconicos que marcaron la mayoría de las franquicias hasta el día de hoy, y es fácil decir que la guerra de consolas estaba en su momento mas fuerte durante esa época.

Nintendo lanzaba titulo tras titulo, y con sus mascotas se situaba bien sentado en el mundo de los videojuegos, uno de ellos siendo el clasico Star Fox, que en 1993 marco una generación al crear un shooter en rieles con la mayor cantidad de polígonos que uno pudiese haber imaginado en esa época, y luego llego Panzer Dragoon.

Claramente se pueden ver las similitudes.

Sega necesitaba competir en todo sentido, y al lanzar el Saturn en el 95, Panzer Dragoon fue uno de sus mejores títulos de lanzamiento, con gráficas que dejaron a muchos fans de Nintendo cambiándose de consolas, bien combinado con el sonido y diseño de un gran juego.

Y ahora las vueltas del destino tienen a Nintendo lanzandolo nuevamente, esta vez para su consola portatil.

El juego se ve impresionantemente bien, con una remasterizacion completa por el lado gráfico, colores brillantes y muchos efectos, aunque claramente mantiene la «calidad» y estilo del original, solo un retoque para modernizarlo.

Los controles siguen siendo exactamente los mismos, pero también da una opción para controles modernos.

Para apuntar el original, uno debía mover su Dragoon y la mira se movía junto a este, Nintendo dio la capacidad de apuntar por separado, permitiendo a los jugadores una mayor libertad de movimiento mientras apuntan.

La historia, al igual que la jugabilidad, sigue siendo idéntica, con muy pocas escenas alteradas, la mayoría simplemente retocadas y con un distinto punto de vista, mientras que los niveles tienen un retoque completo y total.

El juego original de Saturn tenia mucho detalle, pero durante el remake este se nota. La complejidad de los niveles y el nivel de detalle detrás de cada pieza en los 7 niveles jugables hace que todo resalte mucho mas, con columnas grabadas, ruinas, agua, naves y criaturas por doquier.

Lamentablemente aqui acaban los cambios.

Nintendo trae la nostalgia a nuestras manos nuevamente, pero no se aprovecha en lo absoluto de la consola, dejando la innovación en las gráficas y un pequeño cambio de controles, pero el juego en si se mantiene igual.

No existen nuevos niveles, no existe mayor profundidad en la historia, y el juego se siente igual, pero a este punto muchos queremos algo mas, y el juego siempre fue un arcade shooter.

2 vidas, algunas ganables a través de los clásicos bonos al final de nivel, y solo 7 niveles, que fácilmente pueden significar al rededor de 2 horas de juego.

Y no nos estamos quejando, muchos crecimos con juegos como este, con el Saturn, Star Fox, y las múltiples secuelas que Panzer Dragoon dejo, pero Nintendo trae nuevamente un remaster, no un remake, no una secuela, y se queda corto en el contenido por el precio de un juego moderno.