Nerdview: Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint

468

Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint se acaba de estrenar en consolas, y si bien es un juego divertido con un mapa bastante amplio, aún hay cosas que quedan al debe.

Para aquellos que no conocen muy bien este juego y no han jugado sus anteriores entregas, aquí les va un pequeño resumen:

El año es 2024. El jugador encarna a Nomad, un soldado (o soldada, ya que su género y aspecto son personalizables) que llega a la isla Auroa a resolver un misterio, sobre un buque de la armada estadounidense que se perdió en extrañas circunstancias.

Allí, descubre que la compañía Skell Technology se ha apropiado de toda la isla, y que utiliza una numerosa flota de mortíferos drones, además de soldados entrenados, para mantener todo bajo control. Desde aquí, Nomad debe abrirse paso por la isla, explorando diversos biomas e infiltrándose en variados edificios para saber que está pasando, mientras los Centinelas de Skrell tratan de darle caza.

Tom Clancy Ghost Recon Breakpoint nos ofrece vistas geniales como esta

Primeras Impresiones

Para quién nunca ha jugado un título de la franquicia Tom Clancy, el juego es bastante divertido. Hay una infinidad de cosas por hacer y el mapa es inmenso, donde el jugador necesitará horas y horas para explorarlo por completo, muy parecido a lo que sucede con otro juego de Ubisoft, Assasin’s Creed.

El mapa de Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint está dividido en 21 provincias, es gigantesco, y tenemos la sensación de que está «vivo» gracias a los cambios en el clima y la luz, la presencia de animales y las patrullas enemigas. Además, es un mapa lleno de zonas secretas y de «easter eggs» (como galeones hundidos o viejas ruinas) que podemos explorar a pie o en diferentes vehículos por tierra, mar y aire.

Tom Clancy Ghost Breakpoint cuenta, además, con un componente RPG, ya que debes elegir tus armas y equipamiento dentro de una amplia gama para luego mejorarlas a medida de que progresas.

Una de las ventajas es la gran cantidad de misiones y actividades disponibles por hacer, y la libertad de cumplirlas en el orden que se desee, dando la posibilidad de elegir jugar la historia principal, o algunas de las historias secundarias que hay. Aunque esto también a veces puede volverse en contra, al verse el jugador abrumado por tantas opciones sin saber cuál de todos los caminos seguir.

También nos gusta el modo en que se han integrado las opciones de sigilo y supervivencia, sin complicar demasiado el esquema de control. Podemos usar la vegetación para camuflarnos, y pegarnos al suelo para resultar casi indetectables.

Además, cuando resultamos heridos, es necesario curarse (con vendas o jeringuillas de adrenalina) y eso hace que se sienta más real el juego.

Lo «malo de Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint

Un aspecto negativo es que tras unas cuantas misiones, el juego se vuelve bastante repetitivo, al punto que prácticamente todas las misiones terminan siendo iguales: Volar en helicóptero hasta alguna instalación, encontrar y disparar a cuanto enemigo se nos ponga por delante, y luego recolectar los objetos que quedaron repartidos por el escenario. Lo único que cambia realmente es la historia y el contexto de cada misión, aunque la mecánica en el fondo es la misma.

Otra cosa que nos pareció muy poco trabajada es el control de vehículos. El peso de los diferentes acorazados, helicópteros, motos o lanchas no se refleja bien en el juego, haciendo que se sientan muy extraños.  A veces se generan daños en cristales y carrocería sin que hayamos sufrido un impacto, y en otras ocasiones, parecen invulnerables aunque hayamos sufrido un accidente muy aparatoso. No son los únicos bugs que aparecen en el juego, aunque ninguno de ellos nos ha impedido jugar, o nos ha obligado a reiniciar. 

Sin embargo, el excelente apartado gráfico, así como la banda sonora, no dejan nada que desear, ya que son justo lo que uno esperaría de este tipo de títulos.

Los modelos y animaciones están muy cuidados, y cada uno de los biomas de la isla está recreado a la perfección. A pesar de esto, hemos encontrado algunos problemas con los controles. Nomad busca cobertura automática al apoyarse contra paredes y obstáculos, lo que genera algunos problemas al entrar en interiores o asomarnos para disparar por las esquinas.  

Conclusiones

Para quienes ya han jugado otros juegos de la serie, posiblemente vean que es más de lo mismo, aunque eso no es necesariamente malo, ya que puede que sea justo lo que andan buscando aquellos que son fanáticos de la saga de Tom Clancy.

Por el contrario, quienes llegan buscando algo nuevo, puede que se vean algo decepcionados. Al final, pareciera que tomaron lo mejor de todos sus anteriores juegos y trataron de unirlos en uno.

Es bastante difícil calificar Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint teniendo en cuenta el anterior. Se han introducido tantos cambios en el desarrollo que casi pertenece a un género diferente… y eso no va a gustar a todo el mundo. Dejando claro que ya no es un «sandbox» puro, y que se acerca mucho al desarrollo tipo RPG online que hemos visto en The Division, aunque si es cierto que nos dejó una muy buena impresión para ser un juego de sigilo.

Tom Clancy Ghost Recon Breakpoint ya está disponible para PS4, Xbox On y PC