Romance, misterio, acción y… ¿Vampiros?

Vampire Knight es un manga y anime que tuvo mucha popularidad hace ya varios años atrás, un shōjo mezclado con misterio y vampiros escrito por Matsuiro Hino, que se estrenó durante el 2004. Para el año 2008 ya estaba en emisión la que sería su primera adaptación al Anime, seguida por una segunda temporada. El manga no finalizó hasta el año 2013.

El primer tomo del manga, que nos fue facilitado por Panini, incluye los primeros cinco capítulos. En total la serie cuenta con 19 tomos, y una secuela que comenzó su publicación en el 2016, actualmente contando con 4 volúmenes.

Vampire Knight nos presenta a Yuuki Cross, una estudiante y perfecta de la Academia Cross, la cual divide sus clases y alumnos por aquellos diurnos y nocturnos. Junto con Zero Kiryu, otro estudiante, protegen el secreto de la Academia: los estudiantes nocturnos son vampiros. Yuuki es una joven que no recuerda los primeros cinco años de su vida, solo recuerda haber sido salvada en su infancia por Kaname, un vampiro, para posteriormente ser adoptada por Kaien Cross, quien también es el director de la academia a la que asisten. Zero tiene un odio intenso hacia los vampiros, debido a la historia que carga con estos, pese a esto mantiene junto con la protagonista el secreto de los vampiros a salvo.

Pese a que la historia está enfocada como un Shoujo, y a que se pueden observar tintes románticos desde el inicio del manga, presentándonos desde el capítulo uno los amores platónicos que la protagonista tiene, la serie no se enfoca únicamente en el romance, dándole cabida a temas de mayor profundidad como la pugna interna que ciertos personajes tienen con quienes son, sus historias, y con lo que sienten. Así como el sacrificio de quienes son o lo que sienten por un bien mayor. Sin embargo, el romance no queda de lado, presentándonos un triángulo amoroso con la protagonista que puede enganchar con facilidad si es lo que buscas en una historia.

La ilustración de la serie, que se puede apreciar tanto en la portada como en el contenido del tomo, es precioso. Un estética bishonen que deja no sólo maravillado a los estudiantes diurnos de la academia, sino también al lector. Cada personaje presentado tiene una estética tan delicada y precisa que es muy grato de ver a medida que se va leyendo. Rostros angulares, detallados, expresivos que hacen muy grata la inmersión en la historia.

Pese a los años que han pasado desde el manga y el anime, si aún no lo has visto y estás buscando ver algo sobrenatural de lo que engancharte por, bueno, varios tomos, puede que esta sea la opción para ti.