Niño de 5 años mata a su hermana menor por imitar Fortnite

Noticias de este tipo suceden con mayor frecuencia de lo que uno quisiera, pero sorprende aún más cuando el victimario es un pequeño de tan sólo 5 años.

En un intento por imitar una batalla del videojuego “Fortnite”, este menor de edad oriundo de Tijuana (México), aprovechó el descuido de su padre, el que se encontraba trabajando en un taller mecánico ubicado en el boulevard Insurgentes, para sustraer el revólver calibre .38 de una caja de herramientas que se encontraba guardada en el almacén.

Tal como lo hacía en su casa con sus pistolas de juguete, apuntó a su hermana menor de tan sólo 2 años y disparó sin saber que el arma estaba cargada, haciendo que el proyectil le impactase en la cabeza. Al escuchar la detonación, el padre corrió hacia donde se encontraban sus dos hijos, encontrándose con la macabra escena. El hombre, desesperado, le trata de arrebatar el arma al niño, provocando que éste lo alcanzara a herir con un disparo en su brazo antes de hacerlo.

Luego de esto, el padre trasladó a su hija a la Cruz Roja en su auto particular, donde la atendieron en primera instancia. Sin embargo, las lesiones le terminaron por arrebatar la vida en un hospital cercano.

Cuando entrevistaron a los padres y contaron la historia, mencionaron que los pequeños se encontraban en el trabajo del hombre debido a que la madre se encontraba en el Hospital 1 del IMSS, donde otra de sus hijas era atendida por insuficiencia renal.

Al entrevistar al menor, éste dijo que estaba jugando con su hermana y, al tener a la vista el arma de fuego, decidió jugar con ella como en el videojuego “Fortnite” porque pensó que era una pistola de juguete, igual a las que tenía en su casa.

Actualmente la Fiscalía General del estado de Baja California se encuentra investigando el caso, pero tenemos que tener en cuenta que los videojuegos nunca serán los culpables de este tipo de hechos. Hay un motivo del por qué se tienen restricciones de edad para los juegos, y por qué es importante la supervisación de un adulto al ser menor de edad.