Kim Kardashian apoya la eliminación de los corazones en Instagram

Desde hace tiempo se esta hablando de que la famosa plataforma de Mark Zuckerberg, Instagram, podría dejar de tener su función de dar corazones o Likes.

Después de varias pruebas en países como Nueva Zelanda, Canadá y Australia, pareciera que la decisión no ha cambiado sobre eliminar la famosa y característica opción de dar me encanta a las fotografías de los usuarios.

Las razones detrás de esta decisión ha sido la gran adicción que se presenta a las redes sociales y al estrés que desencadena el ver los corazones de su app.

Con esto la app busca que compartas simplemente lo que te gusta, sin tanto temor o estrés a la recepción del publico.

Poniéndolo en esas palabras suena a una linda idea, pero ¿Será posible realizar este cambio sin queja por parte de los usuarios?

Sobre este tema la Influencer Kim Kardashian también se refirió al tema en una conferencia en DealBook organizado por el diario New York Times donde dijo:

“Yo me considero una persona extremadamente fuerte en lo que a salud mental se refiere, pero conozco a muchas personas que no y las cuales están obsesionadas con los comentarios y los likes

Esta nueva función estará disponible desde la otra semana en Estados Unidos y se espera que los países Latinoamericanos sean los siguientes en experimentar los cambios, pero aún no se sabe en cuanto esto podría pasar.

Anteriormente ya se ha hablado de cambiar cosas como ver quienes estan siguiendo otros usuarios, cambios que aun no se han vivenciado en Latinoamérica.  

Habrá que ver que ocurre y cuanto tiempo demorará en llegar a los diferentes países de habla hispana.

¿Esta será una buena medida para la salud mental de los usuarios? ¿Será el fin de una era? ¿Cómo funcionará Instagram después de esto?

Son muchas dudas que nos preguntamos y los invitamos a cuestionarlas en los comentarios.

Esperemos que de ser la decisión final que tomen, sea esta para el bien de los usuarios. Estaremos atentos a lo que ocurre con la plataforma e informando de todo el acontecer.

Fuente: New York Times