Debido a la pandemia varios animes suspenden sus transmisiones. 

Los animes se han masificado en los últimos años, siendo que grandes y chicos ven diariamente contenido proveniente de Japón. 

Actualmente, la pandemia del COVID-19, o Coronavirus, ha afectado mundialmente en todas partes. Japón no es la excepción ya que ellos han convocado un estado de emergencia, viendo afectado entre ellas la industria del anime. 

La creación de nuevo contenido se ha visto dificultado por la contingencia, la cual ha puesto en jaque a la comunidad del anime.

Después de todo los estudios de voz tienen un ambiente desfavorable en estos momentos ya que trabajan en salas cerradas para evitar filtraciones de audio. No es momento de trabajar así y por ello han parado para proteger a sus empleados.

Grandes animes se han visto afectados, entre los que destacan One Piece, Digimon Adventure, Pokemon, entre otros por estas medidas, pero es una situación de emergencia que la amerita. 

Adicionalmente, los dibujos también han presentado retraso y no se descarta que más series finalicen. 

La suspensión de las series y retransmisión de capítulos pasados, son parte de las medidas que animes como One Piece y Digimon Adventure, quienes están tomando por recomendación del gobierno Japonés.

Sobre la reprogramación de estas series, las medidas se iran anunciando según la contingencia. En otras palabras, solo queda esperar.

Otra preocupación yace en que varias televisoras tienen, pensado comenzar en julio la reprogramación, lo que no es un futuro muy alentador.

Por mientras posiblemente diferentes canales comienzan la reprogramación de sus series con animes de otras temporadas o más viejos, lo que podría ser una buena medida de contingencia momentánea. 

La buena noticia es que habían algunos animes que estaban listos antes de la crisis, los cuales no tendrán problemas de seguir siendo emitidos.

Extrañaremos nuestras series de esta temporada, pero todo es por el bien mayor de nuestros seiyus y dibujantes, quienes esperamos se encuentren bien. 

Fuente: ANN