Durante el último mes, el portal ha estado realizando enormes donaciones y entregando servicios gratuitos, pero al parecer todo podría ser una mascarilla para algo mucho mas oscuro pasando tras el telón.

El sitio web Pornhub ha estado en múltiples noticias desde el ultimo año, entre distintas campañas publicitarias, muchas caridades, su campaña para la limpieza de playas y más.

Pero parece ser que todos estos actos de caridad tienen un fin mucho más oscuro.

Durante los últimos meses y muy detrás de las cortinas, se discuten muchísimos casos de trafico sexual y violación de menores encontrados en el sitio, el mas icónico siendo una niña de 15 años de edad, desaparecida por alrededor de 1 año.

La madre de la chica en cuestión, fue informada de manera anónima que su hija aparecía en distintos vídeo del sitio, y no de manera menor, con mas de 58 vídeos de abuso sexual en el portal. Su captor fue identificado gracias al registro de cámaras en un 7-11, y aunque se encuentra esperando su juicio, el daño a la menor ya está hecho.

Otros casos nacen en distintos canales «verificados» del sitio web, como el de 22 mujeres que fueron filtradas y publicadas al sitio por Michael Pratt, hombre que se encuentra hace años bajo cargos de producción de pornografía infantil y múltiples cargos de abuso y acoso sexual.

De igual manera, múltiples relatos cuentan con chicas menores de edad, los que la plataforma muestra de manera normal, y se niega a bajar en base a sus políticas de publicación y usuario.

La compañía no ha dicho mucho al respecto, pero últimamente se ha encontrado ocupada dando de manera gratuita servicios premium y con la enorme donación de 50.000 mascaras para la pandemia que azota el mundo, pero parece ser solo una lavada de manos por parte de la compañía.

Durante los últimos años hemos publicado diversos artículos de la compañía de manera informativa, como parte de la información que deseamos brindar a los usuarios, pero no condonamos los actos que la compañía parece estar cometiendo.

En este momento ya existen múltiples peticiones para dar de baja el sitio, con la principal ya abarcando mas de medio millón de firmas, pueden encontrarla aquí.

Entendemos el uso de la pornografía como un medio de entretener y también podemos comprender que el uso y producción de material personal o amateur puede empoderar a quienes lo crean, sea cual sea el sexo y género, pero en estos casos se trata derechamente de complicidad en crímenes atroces contra menores de edad.

Esperamos mayor información en las distintas acciones legales que podrían llegar a la compañía.