Un profesor una vez me dijo «Tu puedes matar a una persona, y salirte con ello. Pero si tratas de evadir impuestos, el gobierno te encontrará.» Aparte de ser una genial frase que tirar en conversaciones casuales, es una triste pero intrínseca verdad sobre el sistema en el que vivimos: Hay impuestos, y hoy por hoy, estos se comienzan a aplicar a las tiendas digitales de videojuegos.

Si ya has tratado de comprar con una tarjeta de crédito en las tiendas americanas de PSN, Xbox Live, o Nintendo Eshop, te habrás encontrado con el bloqueo de tus esfuerzos al pedirte un código postal válido. Puede que creas que hay una razón legítima para que te pidan esto, tal vez una manera de verificar el área nacional del usuario o el registro de la tarjeta de crédito… pero la realidad es que es para cobrarte el impuesto al valor agregado correcto, el cual varía por estado en EEUU, y que verifican con el código postal.

Y bueno, como todo mercado, las leyes para el mercado digital llegan eventualmente. Y esa eventualidad es hoy. Playstation clarificó en su página de soporte las razones específicas por país de la necesidad de cobrar el impuesto al valor agregado en sus ventas:

Además de esto, clarificaron como funcionará:

En otras palabras, desde el 1 de Junio, el pequeño «descuento» que gozábamos dentro de los productos digitales ya no correrá. Dentro del link puedes revisar las estipulaciones específicas para Colombia, México y Uruguay.

Sin embargo, hay una manera de evitarlas… si registras una cuenta estadounidense, y utilizas tarjetas de prepago (o un código postal de Oklahoma), no te cobrarán impuestos, ya que no saben a qué estado tributas, y asumen que ya tributaste al comprar la tarjeta de prepago.

Si este impuesto te hace infeliz, desafortunadamente lo único que puedes hacer es dejar que tu gobierno lo sepa, ya que este tipo de impuestos y legislación es manejado por el ministerio de hacienda. En lo personal, seguimos con el Movimiento Oklahoma.