La medida que durara durante el primer fin de semana de estreno de la película, fue puesta por dos cines debido a posibles amenazas de tiroteos.

Cualquier persona que llegue a los teatros Landmark o Regal Cinema disfrazados como el famoso archirrival de Batman se verá rechazado en las puertas, según el medio TMZ.

Si bien Landmark está llevando las cosas un paso más allá al rechazar disfraces de cualquier tipo para empleados y gente que solo va al cine, otras cadenas importantes de cines ya han prohibido el uso de accesorios, pintura facial y máscaras en sus lugares para la adición a las películas de Batman dirigida por Todd Phillips.

Estás medidas han sido tomadas en base a la seguidilla de tiroteos y amenazas que han corrido en Estados Unidos durante los últimos meses, y principalmente gracias a él tiroteo ocurrido durante el estreno de Batman The Dark Knight Rises, en donde un joven con la motivación de ser el Joker asesinó a 12 personas e hirió a alrededor de 50. Está tragedia fue conocida como la Masacre de Aurora el año 2012.