Reseña: Quo Vado? (¡No Renunciaré!)

1495

Llega a los cines de Chile, este 20 de Octubre, la película más taquillera de Italia “Quo Vado?” gracias a Diamond Films. Protagonizada y escrita por el comediante, músico, imitador y guionista Luca Pasquale Medici (más conocido por su nombre artístico Checco Zalone), y dirigida por el exitoso director Gennaro Nunziante, Quo Vado?

La película nos narra la historia del personaje de Checco y su lucha constante y apasionada por ser un empleado de puesto fijo. Aparte de una meta bastante poco ambiciosa para algunos, el filme inmediatamente caracteriza al protagonista como un hombre machista, discriminador y completamente egocéntrico, en resumen todo aquello que nuestra sociedad hoy en día desprecia en el individuo. Esta caracterización ocurre de forma bastante rápida al ritmo de varios chistes cortos que ablandan un poco el impacto de lo ofensivo que podría ser este personaje para varios espectadores.

La premisa de la película es introducida de forma tan rápida y eficaz como lo hicieron para presentarnos al peculiar protagonista. El conflicto es bastante simple, ya que gracias a un cambio de Administración Gubernamental, se le encarga a la Doctora Sironi (cuyo papel es interpretado por la actriz Sonia Bergamasco) negociar el despido de varios funcionarios públicos con tal de que elijan un despido con un buen finiquito o ser transferidos a puestos lo suficientemente desagradables para que renuncien tarde o temprano. Sin embargo, lo terco que resulta ser Checco será tan chistoso para el público como es terrible para la Doctora Sironi.

Sin Spoilers

Hay que notar de inmediato que esta comedia es bastante diferente a lo que se acostumbra ver en los cines Chilenos. Recordemos que las comedias que predominan acá son directas de Hollywood y derechamente cine Chileno, de las cuales podemos ver que resaltan Kramer vs Kramer, Fuerzas Especiales, independiente de su recepción crítica. Sin embargo, ambas resaltan por ser bastante ligeras en cuanto a contenido y a guion. Para bien o para mal, no es difícil sentirse identificado con lo que se nos presenta en estos filmes, pero el cuento es bastante diferente con la comedia Italiana. Retomando las características del personaje de Checco, varios chistes tienen que ver con una idiosincrasia Italiana que se ve bastante extraña frente a los ojos de alguien que no ha vivido en dichoso país. Sumado a esto, varios chistes pueden sentirse raros por lo machista, discriminador y pedantes que son, que van de la mano con una cultura que se ríe bastante más de lo ofensivo que nosotros. Hoy vivimos en una época bastante políticamente correcta, por lo cual para algunos puede ser bastante refrescante ver una película que no tiene miedo de ofender a ciertos sectores de la sociedad, como puede ser bastante incómoda para algunos.

Por otro lado, hay un patriotismo bastante fuerte en la película. Cada toma dentro de la película retrata las bellezas de las calles y paisajes Italianos de forma tan frecuente a tal punto que fácilmente podría considerarse un infomercial turístico llamando a todos a visitar la bella Italia. Esto no solo se refuerza con el aspecto visual sino que también con el uso de unas cuantas canciones alegóricas al sistema Estatal Italiano. Este punto si, es un tanto debatible ya que depende un tanto de la percepción del espectador, lo que puede ser un poco más objetivo respecto al aspecto visual es que es una película bastante bonita. Incluso las tomas más oscuras llaman la atención y están lejos de reforzar temáticas melancólicas o lúgubres, aunque esta comedia si tiene un par de escenas efectivamente melancólicas.
Antes de un par de acotaciones con ligeros spoilers que quiero mencionar respecto a esta película, hay que verla sin tomarla muy en serio. Si bien el setting de esta es rápido, también es puede ser un tanto ridícula respecto a los trabajos que ejerce Checco por ejemplo y en las secuencias de eventos que suceden unos a otros. En varios momentos también puede ser bastante predecible, desde pequeños eventos hasta el cambio que ocurre en el personaje de Checco. Esta es una comedia ligera que debe ser vista con ligereza y considerando que se trata de una obra extranjera, que de una forma más cotidiana nos retrata de una forma amigable como es el Italiano común y corriente.

Alerta de Spoilers

Previamente mencioné que el protagonista “todo aquello que nuestra sociedad hoy en día desprecia en el individuo” y como la película trabaja este personaje es algo interesante. Es curioso que junto a la mentalidad políticamente correcta que cada vez es más popular en nuestro país, el discurso cada vez más masivo de auto-aceptación, de quererse uno tal y como es, de no cambiar por el resto sino que por uno, ambos coexistan y sean propagados de igual manera sin tomar en cuenta lo excluyente que pueden ser. Checco no cambia porque el cambio finalmente venga de él, viene por obtener el amor de su vida, la ecologista y espíritu libre Valeria (interpretada por Eleonora Giovanardi). Checco es forzado a cambiar su forma de ser durante toda la película por un estilo más “civilizado”. Un posible mensaje de esta película para aquellos que se identifican con el personaje de Checco es que no serán felices a menos que cambien como la sociedad quiere moldearlos, y esto me parece un doble-discurso un tanto peligroso. Al personaje de Valeria por ejemplo, en ningún momento se le critica durante toda la película, ella representa claramente el set de valores a los cuales Checco debe adaptarse dejando atrás su anterior identidad.

Este es un análisis que me parece pertinente respecto a la trama de la película, aunque dicho esto hay que considerar que muchas comedias usan esta fórmula. Tal personaje empieza de cierta forma miserable y se redime al aceptar elementos previamente desconocidos para él. Algunos pueden ver esto como el simple hecho de madurar, crecer, etc. Y otros pueden quizás compartir la lectura que yo ofrezco de esta dinámica. ¿Será todo parte de un complot para suprimir la identidad propia en favor del colectivo? Lo más probable es que no, ya que como sugerí previamente, consideremos que esta es una comedia y Quo Vado? no pretende ser una crítica de la naturaleza humana tanto como busca entretener. Detalles como estos creo que son importantes de considerar, hablemos de un género de terror, acción, cualquiera que sea, siempre y cuando no nos distraiga de disfrutar la función primaria de la obra frente a nuestros ojos.