El juego de Sucker Punch trae todo la acción reconocida de la empresa, y agrega uno de los ambientes mas hermosos que hemos visto en el ultimo tiempo.

La historia de Tsushima

El antiguo Japon, sin duda uno de los mas reconocibles contextos de videojuegos en la historia, y sin duda una cultura con un sinfin de detalles. Los Samurai, periodos de guerra, cultura, arte y mas, son detalles que siempre se han desarrollado en videojuegos, y Ghost of Tsushima trae todo esto con una calidad de detalles inigualable.

Ghost of Tsushima basa su historia en Jin Sakai, miembro de uno de los clanes de la isla de Tsushima, durante el periodo de invasiones Mongolas entre los años 1274 y 1281. El juego inicia de frenton, no da tiempo para pensar y nos pone en batalla montada, duelos a katana y mucha muerte sin segundos de duda, inundándonos de emociones y preguntas que son respondidas a lo largo de las muchas horas de juego.

La invasiónes Mongolas a Japon fueron uno de los conflictos que definio al pais durante este periodo, con miles de muertos, saqueos constantes, plagas, e incluso la participacion de descendientes directos del temido Gengis Kan.

El juego no te toma la mano, explica poco, pero nos da muchas oportunidades para poner nuestras habilidades a la prueba, y una enorme libertad para actuar con ellas.

Sucker Punch, conocidos por su trabajo en la saga Infamous, claramente se tomo un buen tiempo para estudiar y detallar la cultura del Japon en el periodo Kamakura, definiendolo muy apropiadamente, asi como la arquitectura y estructura japonesa de la isla de Tsushima. Este detalle agarro a muchos fans de la historia, y le gano el apodo del «Assassin’s Creed que siempre quisimos» en redes sociales, gracias a su arraigo a la historia y cultura del país en esa época.

Los duelos uno a uno son sin duda unos de los momentos mas épicos del juego.

Los guerreros samurai y sus creencias son tomadas de la mano por el estudio, presentandonos el valor, honor e inteligencia a la hora del combate, pero nos pone en jaque al brindarnos opciones que los contrarían, presentando a Jin como un personaje dividido entre la sensación de honor que debe brindar a su familia y al japón, o la necesidad de ingeniar mejores maneras para defender a su pueblo.

¿Seremos un samurai con honor? ¿O un fantasma sin piedad?

El Fantasma de Tsushima

A lo largo de nuestra historia en Tsushima podremos elegir el sigilo o combate de manera fluida, pasando de una a otra sin problema alguno, batiéndonos a duelo 1 a 1 contra mongoles, o ejecutándolos desde las sombras ¿pero a que coste?

Jin no es un protagonista extremadamente detallado, algo que muchos han criticado del juego, pero esto nos brinda muchos detalles sutiles sobre sus creencias, sobre el duelo y dificultad del honor samurai, así como los valores de su pueblo. Una de las gracias del juego es la capacidad de escribir haikus, poesia en la que los guerreros se especializaban al estudiar el bushido, o camino samurai, o incluso relajarnos en aguas termales, donde tendremos la posibilidad de reflexionar sobre los pensamientos de nuestro protagonista, e interiorizarnos en su mundo.

Los espacios de calma dan lugar a haikus, aguas termales, templos a los dioses y mas.

El ambiente de Tsushima

En base a la inmersion, Ghost busca definirse de otros juegos al darnos la libertad total y absoluta del mundo que nos rodea, con una isla inmensa que explorar, en, sin duda, uno de los ambientes mas hermosos que hemos visto en mucho tiempo.

Tsushima esta lleno de vegetacion, distintos arboles, campos floridos, montañas nevadas y mas, todo con calidad inigualable. Las texturas de la vegetación, la física de hojas cayendo, lluvia goteando por los techos, e incluso el viento sacudiendo los arboles, todo se ve impresionante. Siguiendo esto mismo, la sangre y efectos de ropa cuentan con físicas y detalles realistas, con sangre manchando nuestra espada y salpicando el piso en cada corte de la katana.

Todas las imagenes han sido tomadas con la herramienta de fotos que el juego trae.

Los sonidos de Tsushima

En aspecto musical no podemos quejarnos, todo momento va acompañado de un sountrack que toma mucho de la música clásica oriental, con cuerdas de shamisen, flauta de caña y el sonido del viento fluyendo por nuestra travesía. A la hora del combate, la música aumenta su ritmo, y los tambores mongoles le dan presión a los duelos, junto con el canto gutural por el que tanto son conocidos, sonando a la lejanía.

El filo de Tsushima

Si bien el juego incluye un montón de aspectos contextuales, es en su lista de habilidades y desbloqueos donde cae algo flojo. Jin cuenta con 4 estilos desbloqueables y varias habilidades en cada uno de estos, pero la mayoría son repeticiones o un incremento de daño. Por el otro lado, también es posible desbloquear cosas como kunais, bombas de humo o mejoras de vida, bloqueos a ciertos ataques y mas, pero no se sienten como algo novedoso, sino algo necesario para darle algo de profundidad.

Este sistema de habilidades va muy ligado al componente RPG del juego, que si bien no es profundo, agrega una buena cantida de detalles a Jin y su manera de desarrollarse. Las armaduras varían entre habilidades y aspectos, con algunas ligeras que benefician el sigilo, y armazones mas completos que ayudan al combate directo. El nivel de detalle en cada ropaje es nuevamente algo que recalcar, con armaduras complejas e intricadas, diseños únicos en la tela, detalles como mellas en la coraza, cascos y mas, todo hacen ver a Jin como un absoluto general japones, un sigiloso ninja, o un calmado ronin.

El camino samurai esta lleno de peligros, mongoles, animales e incluso bestias mitologicas.

A diferencia de muchos otros juegos, y una de las grandes criticas a Sony en el ultimo tiempo, el juego cuenta con una cantidad menor de cutscenes a otros juegos de la consola, pero ¿Por qué sería necesario? Todo el juego se siente como una película de samurais.

Modo Kurosawa

¿Y a quien no le gusta una pelicula de Samurais? Moderna o antigua, el elegante combate de katanas, el drama de los duelos uno a uno, todo es recreado a la perfección, y eso sin contar el fantastico modo Kurosawa. Para quienes no lo conocen, Akira Kurosawa es conocido como el maestro de las peliculas samurai, films en blanco y negro que contaban la historia de figuras iconicas en las leyendas japonesas, personajes francos, elegantes y estoicos, con tomas impresionantes que metieron a muchos en el mundo del antiguo japon, y en quienes se basaron para armar el juego.

El modo Kurosawa es una experiencia inolvidable.

Este modo pone todo en blanco y negro, aleja el audio, aumenta los blancos y te hace sentir como si todo fuese una película de antaño, y sin duda, brinda una experiencia completamente distinta, recomendando jugar el juego una vez de manera normal, y luego disfrutar de esta adición.

Ghost of Tsushima se caracteriza por darnos la posibilidad de recrear nuestras fantasias samurai de la mejor manera posible, limpia la pantalla casi en absoluto de elementos para disfrutar el ambiente, nos brinda un combate gratificante, detalles sutiles, y una calidad visual inigualable, siendo uno de los últimos juegos grandes de esta generación, y sin duda atormentará a otros developers para llegar a esta misma calidad, como si de un fantasma vengativo se tratase.