Review: Puella Magi Madoka Mágica

98

¡Echemos un Vistazo a Esta Alegoría de Serie!

Si hablamos de series que pueden hacerte creer en los motivos de los protagonistas, créeme que esta serie no es una de ellas. Puella Magi Madoka Mágica es un éxito rotundo, existiendo películas, secuelas y hasta juegos Gacha que en Japón son tan populares. ¿Cuál es la diferencia de ésta, por ejemplo, con Sailor Moon o Sakura Card Captor

¡Echemos un vistazo a una de las series que revivió el género Mahou Shoujo de una forma horrible!.

No te dejes engañar por los colores pastel. Te contaré luego las razones.

Deconstruyendo El Proceso Creativo

La serie producida por el estudio Shaft y Aniplex, nació del deseo de Akiyuki Shinbo. Luego de años de dirigir series con protagonistas femeninos, como Bakemonogatari, Shinbo captó la atención del director Atsuhiro Iwakami con su idea de crear una serie puramente Mahou Shoujo o “niñas mágicas”.  

Contrató al escritor Gen Urobuchi de Nitroplus, famoso en la escena de las novelas visuales; también conocido como Gurobuchi o el Carnicero dada su oscura forma de acabar las series. También es conocido por las series Psycho-Pass y Fate/Zero.

El estilo dulce del diseño de personajes hecho por Ume Aoki era el toque que faltaba para que esta tríada echara manos en la producción de esta serie que vio la luz el 2011 constando de 12 episodios. 

No hablaré de los spin-offs, pero si conoces la serie y estás interesado en la película, Puella Magi Madoka Magica: Rebellion, te invitamos a leer la reseña que le hicimos.

Sin más, comencemos.

Cuatro de las niñas mágicas, de izquierda a derecha: Mami, Sayaka, Madoka y Homura, todas echando un vistazo al adorable Kyubey

La Historia: El Principio, El Final, El Principio…

Madoka Kaname es una estudiante común de 14 años, una hija excelente y pacífica, que asiste sin falta a la escuela junto a sus amigas Sayaka Miki y Hitomi Shizuki.   Una noche tiene un sueño extraño sobre una chica de cabello negro que le grita, pero no alcanza a oírla.  Esta chica parecía tener habilidades especiales ya que peleaba contra una criatura gigante, derribando edificios en una ciudad en ruinas. Junto a Madoka, aparece un animal, cuadrúpedo y parlante le insiste sobre pedir un deseo. Madoka despierta y sin darle mayor importancia acude a la escuela, encontrándose con nada más ni nada menos que la chica del sueño, quién se presenta como Homura Akemi, estudiante nueva y que no sólo es inteligente, sino que además es atlética, llamando la atención de todo el alumnado. Sin embargo, Homura sólo pone su atención en Madoka, pidiéndole que la lleve a enfermería. En el trayecto, Homura le advierte que no cambie su vida por ningún motivo o caerá en la desgracia de no tener a nadie.  

Luego, Madoka y Sayaka en una tienda de música, telepáticamente reciben un mensaje de ayuda. La especie de animal de piel blanca con el que soñó era perseguido por Homura. Madoka defiende al animal, quien luego de escapar se presentaría como Kyubey. Sin embargo entran sin darse cuenta en lo que se conoce como “la barrera de una bruja”, un mundo paralelo surreal peligroso que le pertenece a una bruja cuyo propósito es hacer el mayor daño posible y causar desdicha a las personas. 

 

Kyubey en todo su esplendor. ¿Acaso no es una tenrurita?

El Dilema De Las Niñas Mágicas

Cuando creían que no habría escapatoria, son rescatadas por Mami Tomoe, la primera niña mágica que conocen y ven en acción derrotar a las criaturas malignas.
Kyubey entonces les dice que Mami hizo un contrato con él para convertirse en niña mágica, y que estaba deseoso de que ellas también lo hicieran.

Mami Tomoe, ya en su casa, les explica el concepto de ser una niña mágica, y habla sobre las Gemas del Alma que aparecen cuando hacen el pacto con Kyubey pidiendo cualquier deseo. A cambio éstas deben mantener las Gemas del Alma limpias de oscuridad peleando con brujas, quienes al morir dejan caer Semillas del Sufrimiento que absorben la oscuridad de las Gemas, siendo éste el deber de cada niña mágica. 

Ya en confianza y luego de acompañarlas en varias cacerías de bruja, Madoka que se encontraba indecisa de pedir un deseo, confiesa a Mami-san que su único deseo sería de poder ser útil en algo, y que sería feliz de pelear junto a ella. Mami, contenta por esto, da todo de sí ciegamente para pelear contra la bruja Charlotte.

Sin embargo y en un retorcido giro de eventos, termina siendo decapitada por la bruja, para posteriormente devorarla. Kyubey insiste en hacer el pacto, pero Homura acude en el auxilio del grupo y le dice a Madoka que “ese” era el precio de cambiar su vida.

Mantén la calma y no pierdas la cabeza, Mami-san.

Aparece Una Nueva Niña Mágica En La Ecuación

Aún sufriendo el duelo de la muerte de Mami-san, Sayaka visita su amado Kyosuke al hospital, donde se encuentra hospitalizado por una discapacidad que le impide tocar el violín. Siendo éste su sueño ahora frustrado, entra en profunda depresión, motivando a Sayaka a desear por su recuperación, haciendo el contrato con Kyubey para sanar sus manos. 

Con la desaparición de Mami, Kyoko Sakura planea apoderarse de la región ahora desprotegida para seguir cosechando brujas. Madoka, preocupada por Sayaka, pide protección a Homura quien dice que Sayaka ya no tiene salvación

Mientras tanto Kyoko se aproxima a Sayaka con intención de pelear, atacándola. Kyubey le dice a Madoka que si realizan un contrato, podría ayudar a Sayaka. Esto no fue necesario dada la misteriosa y repentina aparición de Homura quien detiene la pelea. 

Las Revelaciones Comienzan a Surgir, Y Todas Apuntan a Kyubey

Sayaka se reune con Kyoko en la capilla del padre de esta última, quien le cuenta sobre su pasado: la pobreza, el deseo de que su padre fuera escuchado, el éxito de éste y su decepción cuando se entera que todo fue por magia y no por fe. Su padre termina por enajenarse y suicidarse, matando antes a su familia excepto a Kyoko. 

Kyoko le insiste que haga las cosas por ella y no por los demás. Testaruda, Sayaka se marcha. Kyosuke que ha mejorado, regresa a la escuela. Hitomi, le da un ultimátum a Sayaka: que confiese su amor a Kyosuke un día antes que ella. Sabiendo que ha perdido su humanidad, Sayaka combate salvajemente contra una bruja, desdichada y desquiciada, alegando que no le importa lo que pase con su cuerpo. 

La Gema de Sayaka se vuelve cada vez más oscura, y se niega a aceptar limpiarla con Semillas del Sufrimiento de otras, ni con las suyas propias. 

Mientras Homura intenta formar una alianza con Kyoko para la “Noche de Walpurgis”, Kyubey habla a solas con Madoka, diciéndole que sólo puede salvar a Sayaka haciendo un contrato con él. En forma súbita, recibe un disparo en la cabeza por parte de Homura. Madoka llora, pero entre el sufrimiento le pregunta a Akemi si es la chica que vio en su sueño. Homura no responde y se queda a solas, con otro Kyubey que aparece para devorarse al primero. No le sorprende en absoluto pues sabe su verdadera identidad: Kyubey, o mejor dicho, Incubator.

Sayaka Pierde Su Fe En La Humanidad

Sayaka, ya en el borde del delirio, oye a dos pasajeros de un tren hablando mal de una mujer. Al encararlos, se cuestiona sobre el valor de la humanidad y el mundo con lo cual termina convirtiéndose en una bruja cuando su Gema del Alma completamente oscura explota y se transforma en una Semilla del Sufrimiento.

Las brujas que cazaban no son sino niñas mágicas cuyas almas se han llenado de odio. 

Kyoko intenta salvar a Sayaka, pensando “si las gemas se vuelven Semillas del sufrimiento, debe haber una forma de revertirlas”. Tras un fiero combate en que Kyoko ataca mientras Madoka intenta que Sayaka, ahora llamada Oktavia, regrese a la normalidad.

Kyoko, en una muestra de compasión se sacrifica terminando con la muerte de ambas para que Sayaka no muriese sola; no sin antes de que Homura rescatara a Madoka, nuevamente.

Ahora Solo Nos Quedan Madoka Y Homura

Kyubey viene a asegurarle repetidamente a Madoka que si pidiese su deseo, sería la Niña Mágica y la Bruja más Poderosa, sin embargo desconoce la razón de porqué sucedería esto.

En el episodio 10, se nos muestra a una tímida Homura, transferida a la escuela quien presenta múltiples dificultades, tales como problemas cardíacos. No es astuta y es bastante torpe. Madoka muestra su hospitalidad y cariño con ella, pero no es hasta que Akemi Homura entra sin darse cuenta a una “barrera de Bruja”, y siendo salvada por Madoka y Mami como niñas mágicas, es que se genera esta relación de amor y admiración hacia Madoka. 

Llega la nombrada Noche de Walpurgis, en donde tenemos a la Bruja del Escenario Teatral. Llena de impotencia, simboliza al bufón que danza en círculos sin fin, hasta que la era en la cual existimos se torne en algo dramático.

Luego de una ardua batalla donde Mami fallece en combate, Madoka termina por vencer a la bruja, no sin antes costarle la vida. Es en este escenario hórrido donde Homura acepta el contrato de Kyubey para proteger a Madoka, sin importar el costo.

Una y otra vez, en diferentes líneas de tiempo, Homura intentará desesperadamente salvar a Madoka de su cruel destino. Esto solo termina convirtiéndola en la persona fría que se ve en un principio, esto formado por la decepción que le produce el fallar en su único propósito: defender a Madoka de convertirse en niña mágica y prevenir su muerte. Lamentablemente, Madoka se sacrifica por la humanidad sin importar la línea de tiempo existente.

Es así como Homura ha viajado por diferentes líneas de tiempo, lo que por efectos de la entropía, ha convertido a Madoka en el ser potencialmente más poderoso, esto debido a la convergencia de todos los universos paralelos que se han centrado en ella.  Kyubey entiende esto muy bien, y cuantifica que el poder de Madoka convertida en Bruja podría destruir el planeta en diez días, asunto que no le trae conflictos ya que ha acumulado suficiente energía de las Niñas Mágicas convertidas en Brujas.

En la línea de tiempo anterior a la serie que hemos estado observando, Madoka salva a Homura de convertirse en bruja una vez que ambas derrotaran con mucha dificultad a la Noche de Walpurgis. Madoka limpia la gema de Homura y le pide que viaje una vez más para que impida que se convierta en niña mágica. 

La Relación Simbionte Entre Los Incubators Y Humanos

En la línea actual, Homura va a la escuela de Madoka, persigue a Kyubey quien es defendido por Madoka y Sayaka y se repiten los eventos del primer episodio. 

Madoka se encuentra a solas de nuevo con Kyubey, quien le explica el por qué no entiende el sufrimiento de los humanos. 

Para ellos, somos el equivalente al ganado de donde los humanos obtienen recursos. Ellos nos usan para obtener energía de una forma eficiente, pero como reconocen a nuestra raza como independiente, eligen una forma “contractual” de conseguirla. 

Esta energía ha sido “cosechada” por la raza de los Incubators desde tiempos inmemoriales, eligiendo a las niñas por la fuerza emocional que despliegan. Éstos encuentran justo cumplir un deseo a cambio de energía que ellos necesitan, y no ven problemas en ello ya que su raza carece de sentimientos, incluso siendo considerados como una enfermedad. Así, la relación Incubators-humanos sería simbionte, aunque en realidad es parasítica. 

Vuelve La Noche De Walpurgis: La Lucha De Homura Para Cambiar el Destino de la Humanidad

Madoka visita a Homura quien confiesa sus poderes, su propósito, y en un quiebre emocional la abraza y le explica que no debe convertirse en niña mágica, y que ella peleará contra la Noche de Walpurgis sola; situación que Madoka no comparte pues quiere ayudarla. 

Finalmente, llega la Noche de Walpurgis a la ciudad, nuestra Bruja del Escenario Teatral llega una vez más, trayendo consigo un desastre natural del tipo tornado, haciendo que todos deban evacuar sus casas e ir a refugios designados.

Homura se presenta ante la Noche de Walpurgis, tal como lo ha hecho en líneas de tiempo anteriores. Me atrevo a decir que esta es una de las peleas más memorables del anime:

Homura en un hermoso despliegue de poder, desata todo su armamento guardado en el disco que posee en el brazo, deteniendo el tiempo a conveniencia. Y, como ha ocurrido en cada línea temporal, acaba por fallar.

Cuando empieza a perder las esperanzas, Madoka llega, escapando del refugio, y le pide disculpas por lo que va a hacer: Pedir su deseo

Como La Obsesión Crea Una Fluctuación de Mundos Paralelos

Kyubey hace el contrato con Madoka, quien desea eliminar a todas las brujas antes de que aparezcan, es decir, cuando las Gemas de las niñas mágicas de todos los tiempos estén en el punto de convertirse en Semillas del sufrimiento. Como Madoka concentraba tanto poder, su deseo la convierte básicamente en una bruja tan poderosa, con tanto sufrimiento acumulado que tiene dimensiones astronómicas. Sin embargo, ya que por su deseo las brujas no existen, es eliminada por la ahora Diosa Madoka. Como se han reescrito las leyes naturales, la realidad cambia y Madoka se transforma en una ley universal, llamada Ley de los Ciclos.

Madoka termina sin tener presencia física y sin que nadie la recuerde, excepto Homura. 

Después de mostrarnos al resto de niñas mágicas fallecidas conversando con Madoka, se muestra una escena de Homura contando la historia a Kyubey.  Éste no recuerda nada, pero aún el mundo contiene sufrimiento, ahora sin brujas pero con Espectros con las que las Mahou Shoujo deben combatir.  

Homura continua peleando en este nuevo mundo que Madoka juró proteger, y ya al final de la serie se ve que lucha con arco y flecha contra los espectros, manifestando alas negras.

Madoka resuena de fondo, dándole ánimos para continuar, dando a entender que se volverán a encontrar.