Review: ‘Terraria, Journey’s End’. Mucho Más Que Un Sandbox

65

Era el año 2011, y muchos que no poseíamos consolas ni PCs de última generación, no podíamos jugar ni siquiera Minecraft sin que se crasheara el juego en unos segundos. Era común echar un vistazo a las ofertas de juegos indie, y a más de alguno le llamó la atención “Terraria”, quizás por ser a primera vista una versión de Minecraft en 2D.

Con una entrega similar a la de Minecraft, véase la construcción y supervivencia, Terraria fue alabado por los reviewers de esa época por otras características, como ser un sandbox que también se preocupaba del “viaje” del jugador, tanto en el descenso en misteriosas cavernas hasta un sistema de combate propio, con la capacidad de construir sus propios recursos.

Desde el primer momento en que lo jugué en aquella fecha y hasta el presente en que vuelvo ocasionalmente para desarrollar mi creatividad, han ocurrido severos cambios positivos al juego que lo llevó a su título que cierra el ciclo: Terraria, Journey’s End.

Quiero dejar con mucho afecto, aunque tratando de ser imparcial, esta review.

Historia y Antecedentes 

Terraria vio la luz el 2011, en la época en que Minecraft se encontraba en fase beta y ganando rápidamente popularidad. A pesar de que el estudio independiente Re-Logic hiciera énfasis en sus diferencias, el público que se llevó la primera impresión lo vio como un clon de Minecraft.

Los diseñadores y programadores del juego, Andrew Spinks y Finn Brice, debido a la baja demanda de Terraria, anunciaron en 2012 que no habría un desarrollo activo, de este tosco y rudimentario juego en 2D, sino más bien un parche para solucionar problemas.

Aquí les dejo el primer trailer de Terraria, donde podemos observar sus primigenias mecánicas y gráficos, pero con ideas interesantes que en el futuro se desarrollarían en complejidad:

Sin embargo en los tardíos 2011 y 2012, comenzaron a recibir una gran cantidad de reseñas positivas, partiendo con conceptos como “Terraria es el mejor clon de Minecraft en el mercado”. Ya el 2012 se reconoce su identidad como una pequeña producción que es el hijo entre Mario y Minecraft: un plataformero en dos dimensiones con fabricación y construcciones.

Los creadores, agradecidos de que la idea fuera captada por el público objetivo y se mantuviera lo suficientemente fresca como para separarse de Minecraft y su reciente éxito, decidieron reanudar el desarrollo en 2013.

A pesar de que la empresa 505 Games portó el juego en diferentes consolas, y que no tenga derechos legales sobre la versión de PC, Re-Logic permitió esta situación y dirigió sus esfuerzos en su visión de mantener el desarrollo del juego de modo innovador e ir más allá de los límites que puedan tener los juegos Indie.

Toda esta dedicación trajo resultados inesperados. El público rescató el título de las sombras que Minecraft había creado, y separó Terraria del grupo de juegos que intentaron copiar a Minecraft o al menos, participar de su éxito. A pesar de usar la misma fórmula basal, fue el único juego capaz de diseñar un mundo lleno de magia creativa, armas únicas, excavación y túneles que puedes crear a tu antojo y descrubiendo biomas interesantes, y grandes peligros que traen buenas recompensas tras el esfuerzo.

Hoy, ya con muchas actualizaciones bajo el brazo, Terraria es gráficamente hermoso, tiene un soundtrack que varía según el tiempo atmosférico, hay mayor repertorio de enemigos, eventos fortuitos y objetos y posee sistema online para jugar con amigos, y mucho, mucho más.

Terraria: Journey’s End: Nuevo Contenido Y Despedida De La Aventura

No sólo nos ha mantenido entretenidos por aproximadamente 10 años, sino que demostró que los juegos indie pueden igualar e incluso superar a la competencia de marcas famosas, por su jugabilidad, por la innovación pero por sobre todo, por el amor de los creadores y la comunidad. Ese es el legado que nos dejó Terraria.

Y para cerrar el ciclo, Re-Logic arrojó toda la carne a la parrilla, como podemos ver en el siguiente trailer:

Conclusión, ¿Vale la Pena Jugarlo?

Absolutamente. La última y final entrega de Terraria nos permite desde dejar salir ese lado artístico si te gusta construir, o puedes poner los modos mediumcore y hardcore en los que si falleces, pierdes objetos o la vida respectivamente.

No percibo, en mis 10 años de Terraria, que haya un público objetivo para disfrutar de este título. Si te gustó lo que viste en el trailer, te recomiendo obtenerlo a través de la plataforma Steam o por Nintendo Switch. Te prometo que serán muchas horas de juego, de descubrimiento, de relajo y, ¿por qué no?, estrés cuando aparezcan los villanos.