La carrera armamentista de consolas para la nueva generación se ha visto bastante similar a la que ya vimos hace más de 7 años con el lanzamiento de PS4 y Xbox One.

En esa ocasión, Sony utilizó todo tipo de estrategias de mercado para asegurarse de que saldrían arriba de Microsoft en la nueva generación, lo cual lograron con creces. Esto se dió gracias a que Microsoft, confiando en el nombre de Xbox, creyó posible mantenerse al tope.

Como vemos en los gráficos, no funcionó para ellos, y gracias a esta falla comercial, Microsoft sabía que debía sacar su mayor capacidad si querían tener chances en esta nueva guerra de consolas. Y argumentablemente lo lograron, con un mastodonte de máquina que vemos en la siguiente imagen:

Xbox Series X: What We Know About Specs, Release Date, Games, And ...

Y bueno… Sony ha estado bastante reservado sobre su nuevo sistema. Con meses de espera, aún sin revelar como se vería la consola ni hacer un showcase apropiado de títulos para esta, basándose más que nada en rumores las noticias que hemos obtenido. Y con un tweet dando vueltas con interinos de la industria del gaming, tal vez podemos vislumbrar una posible razón de por qué:

En el tweet, se comparte (con bastantes vibras anti-sony) que el diseño actual de PS5 no ha podido soportar el nivel de rendimiento que se le exige y ha sido prometido, con problemas de sobrecalentamiento que podrían ser fatales, recordando al Red Ring of Death de Xbox 360.

Según ambas fuentes, múltiples personajes dentro de la industria han compartido estas preocupaciones. Pero analizémoslo un poco más de cerca:

Daniel Rubino, la persona que comparte el tweet, trabaja con una tienda de productos especializados en parafernalia Microsoft. Por no mencionar que la captura de pantalla en cuestión viene de un comentario en youtube. Sin discriminar en ninguna medida a quienes compartieron esta información, parece que hay lugar para sesgo e intereses, además de escepticismo.

Sin embargo, fuentes que cubren esta noticia se refieren a un artículo de Bloomberg para evidenciar la veracidad de esta información. Reportan que el artículo en cuestión indica que Sony habría retrasado producción de la consola dados los componentes de refrigeración de esta. Sin embargo, el artículo solo indica que se ha tenido especial preocupación en sistemas de refrigeración, y que el costo de la consola sería mayor a costa de esto. Si hay algo de veracidad en el reporte, Sony ya está trabajando en ello. Sin embargo, Sony declinó comentar sobre el tema.

Como indicación final, les recordamos que los rumores no son noticias, y que hasta ver con sus propios ojos los anuncios de la fuente directa, tomen todo con suspicacia. Los resultados son los que hablan.