Fotografía cortesía de Riot Games LAS

El día de hoy, Riot Saurus anunció de forma oficial y a través de la página de las.lolesports.com una sanción competitiva que cae a Matías «Karsek» Flores, Dueño y fundador de Last Kings y a Esteban «Zeypher» Cano, ex tirador de Rebirth e-Sports.

La infracción en cuestión -y para resumir un tanto el tema- se basa en incurrir en el «Poaching» o dicho de otra forma, tentar a un jugador o mostrarle interés en que sea parte de otro equipo sin que antes éste último haya terminado su contrato legal con la casa ciber deportiva a la que pertenece en el momento.

Fotografía cortesía de Riot Games LAS
Fotografía cortesía de Riot Games LAS

Según la información legal entregada, el dueño de Los últimos Reyes mantuvo conversaciones de esta índole antes de que el colombiano terminará su contrato con la escuadra del fénix. Esto está fuertemente penalizado por la empresa desarrolladora del juego y es considerado una falta grave. Karsek -quien es el afectado mayor- tendrá que pagar una multa que asciende a al $1.750.000 pesos chilenos o una cifra cercana a los $2.600 dólares. Sin duda un golpe fuerte para la institución. El veredicto oficial fue: «Recibirá una sanción económica de $1.750.000 CLP.
El mánager será suspendido hasta el 15 de Marzo de 2017. Su suspensión incluirá lo siguiente: No podrá relacionarse con ningún jugador, entrenador u organización directamente, debiendo nombrar a un tercero, quien actuará como administrador de Last Kings mientras dure dicha suspensión. No podrá asistir a ninguna sesión oficial organizada de Riot Games, ni tampoco podrá tener comunicación directa con Riot Games o sus afiliados mientras dure dicha suspensión. Tendrá un máximo de 15 días luego de publicada su sanción para comunicar a Riot Games los detalles de la persona que asumirá en su representación».

Por otra parte, la sanción para el tirador del Fénix se vio disminuida por su contribución de información a la investigación de este suceso; Sólo mantendrá una suspención de cualquier actividad realiza por Riot Games hasta el 15 de noviembre del 2016 y no podrá ser fichado por Last Kings durante la CLS de apertura del 2017.

Un duro golpe para el equipo vencedor de la relegación/promoción en Festigame 2016.