El remake de World of Warcraft se encuentra abierto hace muy poco pero ya tienen un enorme problema: Sobrepoblacion.

Durante estos últimos días Blizzard se ha encontrado haciendo múltiples pruebas con los servidores del nuevo, o en este caso viejo, World of Warcraft Classic. Durante estas pruebas los usuarios registrados pueden entrar y jugar de manera «normal» mientras la compañía realiza distintas pruebas de stress, para verificar que la plataforma no se caiga con la cantidad de jugadores, que no existan bugs y otras cosas por el estilo, algo clásico en los primeros días de un juego.

Pero era de esperar que el furor por el MMO que los servidores colapsaran.

Si bien aun funcionan de manera perfectamente normal, muchos servidores se encuentran con colas de HORAS, no una, ni dos, sino múltiples horas, para poder entrar, y esto no es el fin.

Debido a la cantidad de jugadores, muchos se encuentran haciendo quests para eliminar monstruos, al mejor estilo MMO, pero la cantidad de criaturas que existen es mucho menor a la cantidad de jugadores, por lo que de la manera mas civilizada posible muchos se encuentran haciendo filas de manera ordenada para darse turnos y así completar sus quests.

Esta no es la primera vez que ocurre, ya que durante las épocas originales de WoW esto era algo normal, pero es sorprendente ver como las costumbres se mantienen.

Si bien Blizzard se encuentra abriendo nuevos servidores de manera constante, y optimizando los viejos para un mejor funcionamiento, la cantidad de jugadores es ENORME, por lo que tenemos que tener paciencia, y es bastante factible que se resuelva con el tiempo.