La corte federal de Australia anuncio la sentencia el dia de hoy, multando a la compañía con $3.5 millones de dolares australianos en multas ($2.4 millones en dolares americanos)

Todas las compañías y plataformas de juegos deben tener políticas de rembolso, es algo necesario tanto para compras físicas como digitales, y estas deben estar claramente estipuladas, algo que Sony no hizo en este caso.

Según el comunicado oficial, Sony Europa desinformo a 4 jugadores australianos al comunicarles que estos no podrian obtener un rembolso de un juego defectuoso una vez ya descargado, o si habían pasado 14 días desde su compra.

El representante de la compañía también le informo que no estaban autorizados a darles un rembolso total a menos de que el developer lo autorizara, y que PlayStation solo podía entregar creditos virtuales, y no dinero real.

Todo esto infringía leyes del consumidor en Australia, llegando a problemas judiciales que terminaron con Sony perdiendo la batalla legal.

Lamentablemente para la compañia, estas compras estan restringidas y la ley varia dependiendo del pais, y delimitado por la corte australiana no pueden existir cambios en las politicas de rembolso para productos, sea virtual o fisicamente, recibiendo una multa enorme y obligando a re-establecer las politicas de rembolso dentro del pais.

Algo similar ocurrió con Valve el año 2016 y la corte australiana, iniciando todo el sistema de rembolsos que implementaron. Epic Games Store también ha tenido criticas, pero rápidamente hicieron cambios a sus políticas de uso para evitar problemas a futuro.

Fuente