Actualmente, Steam se mantiene como la plataforma para compras de juegos digitales más importante en PC. A lo largo de los años, ha sido sujeta a varios cambios de políticas, no necesariamente por voluntad propia. Gracias a un fallo que le costó a Valve una multa de $2.4 mil dolares, las políticas de devolución de dinero hoy son más generosas. Pero no siempre fue el caso, y probablemente veamos más cambios nuevamente. La política sobre reventa está en la mira.

Desde el año 2015, la asociación defensora de derechos del consumidor UFC Que Choisir demandó a la compañía Valve por 5 puntos en particular:

  • La prohibición por parte de Steam a sus usuarios la reventa sus propios juegos
  • La negativa ante cualquier responsabilidad por información robada de los usuarios.
  • La adquisición automática de derechos de autor por cualquier contenido subidos a la plataforma creado por los usuarios.
  • La imposibilidad de recuperar fondos de Steam en caso de cierre, ban, o eliminación de la cuenta del usuario.
  • La aplicación de la ley de consumidor de Luxemburgo independiente del país del usuario.
reventa

Después de 4 años en corte, la asociación ha conseguido una victoria que podría afectar directamente el primer punto.

De acuerdo al sitio web francés Next Inpact, la corte Francesa dictó que bajo ley Europea que los usuarios deberían ser capaces de re-vender bienes no físicos, incluídos aquellos adquiridos a través de Steam.

Como ya les mencionamos, la política de Steam prohíbe estrictamente la reventa de sus juegos, o de cuentas personales. De ser así, el usuario arriesga la desactivación inmediata de su cuenta. Sin embargo, el fallo de la corte Francesa podría cambiar todo esto, y en caso de que Valve decida no modificar sus políticas también podría terminar en multas a la compañía norteamericana.

La decisión se encuentra en apelación, y mientras sea al caso esta no tendrá efecto de acuerdo a una declaración entregada por el co-fundador Doug Lombardi a Polygon. Valve no está dispuesto a rendirse, y  pretende luchar contra los cargos que enfrenta. Aun así, se ha visto a la compañía torcer su brazo, como lo fue con su política de devolución de dinero.